Absuelto el hermano del jefe de Al Qaida en un nuevo juicio en Egipto

El Cairo / EFE

INTERNACIONAL

El cambio de decisión podría deberse a que las «acusaciones fueron políticas», ya que Mubarak encarceló a líderes islamistas por temor a que se opusieran a su régimen

20 mar 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

Un tribunal militar egipcio ordenó ayer liberar a Mohamed al Zawahiri, hermano del actual líder de Al Qaida, Ayman al Zawahiri, tras revisar la condena a muerte impuesta en 1998 por delitos de terrorismo y declararlo inocente, después de haber pasado doce años en prisión.

Otro de los ocho liberados ayer, tras ser revisadas sus sentencias, es Mohamed Shawki al Islambuli, hermano del asesino del expresidente Anuar al Sadat y que había sido condenado a 15 años de trabajos forzosos por los mismos delitos que Al Zawahiri.

Según el abogado de este último, Montasar el Zayat, el giro en la decisión judicial se debe a que en 1998 «las acusaciones fueron políticas», ya que el antiguo régimen de Mubarak encarceló a «los líderes islamistas por miedo a que se opusieran» a su régimen. Para El Zayat, la situación ha cambiado tras la caída del dictador y la llegada de los islamistas al poder en las recientes elecciones.

Además, las condenas fueron muy duras porque en esa época «Mubarak tenía mucha influencia sobre la Justicia militar y al ser juzgados en rebeldía los acusados no pudieron contar con abogados defensores», agregó.

Revisión judicial

El 28 de junio del 2011 la Justicia militar egipcia aceptó volver a enjuiciar a Al Zawahiri y Al Islambuli, después de que estos pidieran la revisión del proceso. Estaban acusados de pertenencia a grupos ilegales con el objetivo de violar la Constitución y atentar contra la unidad nacional y la paz social, utilizando el terrorismo para lograr sus fines.

Al Zawahiri, que fue detenido en 1999 en los Emiratos Árabes Unidos y trasladado posteriormente a Egipto, fue liberado en marzo del 2011 en la amnistía a presos políticos. Sin embargo, poco después fue arrestado de nuevo al darse cuenta las autoridades de que había sido condenado en rebeldía en 1998 por el caso de «los regresados de Albania». Ese caso se refiere a combatientes que se unieron a la resistencia musulmana en los Balcanes (1992 -99) y que fueron extraditados.