La falta de avales amenaza con dejar a Villepin fuera de las elecciones

El plazo de presentación vence hoy


La falta de avales suficientes, cuyo plazo de presentación vence hoy, para ser candidato a las presidenciales francesas en la primera vuelta del próximo 22 de abril amenaza con dejar fuera al exprimer ministro conservador Dominique de Villepin.

En espera de que termine ese plazo, esta tarde, y de que el Consejo Constitucional valide el próximo lunes los 500 apadrinamientos de cargos públicos necesarios para poder luchar por la jefatura del Estado, ocho candidatos deberían disputarse el paso a la segunda y decisiva vuelta, programada el 6 de mayo.

La presencia de cinco no plantea ninguna duda: el actual presidente, el conservador Nicolas Sarkozy; el socialista François Hollande (que ha sido durante meses el favorito de las encuestas); el centrista François Bayrou, el izquierdista Jean-Luc Mélenchon (apoyado por el Partido Comunista Francés) y la ecologista Eva Joly.

La ultraderechista Marine Le Pen (a quien los sondeos le atribuyen una intención de voto de entre el 15 y el 20 %), el soberanista de derechas Nicolas Dupont Aignan y el ultraizquierdista Philippe Poutou han anunciado durante esta semana que disponen de algunas más de las 500 firmas necesarias.

Por el contrario, Villepin dijo anoche que aunque no pensaba tirar la toalla hasta el último momento, a menos que hubiera un «milagro republicano», no llegará a ese umbral de avales, y lamentó en una entrevista en la televisión «France 2» que los cargos públicos estén más dispuestos a apoyar a candidatos «fantasiosos o extremistas» que a un antiguo jefe de Gobierno como él.

Conocido por su rivalidad e incluso su enemistad con Sarkozy, con quien coincidió en varios gobiernos durante el segundo mandato del expresidente de Jacques Chirac (2002-2007), Villepin (al que las encuestas daban alrededor del 1 % en intención de voto) se negó a dar su respaldo por ahora a otro candidato y dijo que lo reservará a quien abandere «el principio de la unión nacional».

Para ser admitido como candidato, hace falta reunir medio millar de firmas de cargos públicos (parlamentarios, alcaldes o diputados provinciales) procedentes de al menos 30 departamentos y en ningún caso más del 10 % deben ser de un mismo departamento.

Al margen de este filtro, el primer ministro, François Fillon, hizo hoy una nueva aparición en la campaña de apoyo de Sarkozy para acusar a Hollande de «haber renunciado a respetar los compromisos europeos de Francia» por querer revisar el nuevo tratado de la UE, lo que a su juicio tendría como consecuencia «reactivar la crisis».

Fillon, en una entrevista publicada por «Le Figaro» tachó de «actitud irresponsable» la argumentación del candidato socialista de señalar que hace falta incorporar una pata en favor del crecimiento y del empleo en el pacto europeo, porque sin crecimiento económico no se podrán cumplir los objetivos de reducción del déficit y la deuda.

«Hollande opone la reducción del déficit a la política de recuperación cuando hay que hacer las dos. Sin la reducción del déficit, tendremos una explosión del euro», advirtió el jefe del Gobierno, que dio detalles sobre la voluntad de Sarkozy de reformar el tratado europeo de Schengen sobre la libre circulación de personas.

«Hacen falta instituciones específicas. Haría falta, por ejemplo, un piloto de la zona Schengen que trabaje para la convergencia de las políticas migratorias», explicó tras quitar hierro a la amenaza del presidente francés de sacar a su país de ese tratado si no hay un nuevo compromiso en un año, que atribuyó a su «estilo» que calificó de «deportivo».

«A veces las instituciones europeas se ven alteradas por esta forma de actuar, pero es eficaz y da resultados», dijo Fillon en defensa de Sarkozy.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La falta de avales amenaza con dejar a Villepin fuera de las elecciones