Hallan a una paciente en coma atada de pies y manos a la cama en un hospital de Roma

Al parecer la mujer llevaba sin comer cuatro días


Una mujer de 59 años que se encuentra en coma por un traumatismo craneoencefálico, fue encontrada hoy atada con sábanas de pies y manos a las barras de la camilla y sin nutrición desde hace cuatro días, a la espera de ingresar en el Policlínico Umberto I de Roma.

La mujer fue encontrada en el servicio de urgencias de dicho hospital por dos parlamentarios italianos, Ignazio Marino y Domenico Gramazio, que hicieron una visita al centro sin avisar, aseguran los medios italianos.

La mujer estaba atada a las barras de la camilla «para que no se cayera» a la espera de su ingreso, que sucedería «de un minuto a otro», explicaron los sanitarios a los senadores.

El director de urgencias del Policlínico, Claudio Modini, declaró: «Es un hecho que sucede a menudo, pero en estos casos el enfermo es igualmente asistido. Hay una falta de camas para realizar los ingresos. Es necesario resolver esta situación».

Modini aseguró que la mujer fue correctamente asistida «con terapia de hidratación», pero reconoció que los dos senadores han verificado «un fenómeno conocido desde hace años, el de los grandes hospitales italianos en los que los pacientes esperan horas y días su ingreso».

El ministro de Sanidad, Renato Balduzzi, ha dispuesto una urgente inspección del hospital, y los dos senadoras han asegurado que denunciarán el caso ante la Fiscalía de la República.

El suceso ha levantado una ola de indignación en Italia tras el episodio de hace una semana en el hospital de San Camillo de Roma, donde los pacientes eran atendidos en el suelo, lo que llevó a la Fiscalía de la República a abrir una investigación el pasado día 16 sobre la situación de los hospitales en la capital italiana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Tags

Hallan a una paciente en coma atada de pies y manos a la cama en un hospital de Roma