Los estudiantes chilenos preparan su desembarco en la política

Los universitarios del país pagan hasta 9.000 dólares anuales por curso en los centros públicos.


Con su victoria en el horizonte, los líderes estudiantiles chilenos preparan este miércoles su desembarco en la política, definiendo sus postulaciones a las elecciones municipales del 2012 y legislativas del 2013.

Los partidos de gobierno y oposición, ambos con apoyos ciudadanos menores a 20 por ciento en encuestas, adelantaron ya que aprobarán que la educación universitaria pública sea gratuita al menos para el 60 por ciento más pobre de los estudiantes, demanda base de los jóvenes.

Hoy los universitarios y sus familias protestan porque pagan hasta 9.000 dólares anuales por estudiar en una universidad, aunque sea del Estado, debido a una reforma educativa instaurada por la dictadura de Augusto Pinochet en 1981.

El acuerdo en ciernes, cuyos detalles son negociados contra el tiempo en el Congreso en medio de la discusión del Presupuesto 2012, corona así con éxito los siete meses de protestas estudiantiles que movilizaron a millones de chilenos en las jornadas más masivas.

Con estos antecedentes, los líderes universitarios, en su mayoría comunistas, asoman como cartas ciertas para las futuras elecciones, donde el descrédito de la clase política tradicional abre una inédita incertidumbre, según encuestas.

«Me gustaría que Camilo Ballesteros fuera candidato a alcalde por Estación Central», dijo ya el presidente del PC, el diputado Guillermo Tellier.

Las definiciones también rondan a la principal líder del movimiento, la también comunista Camila Vallejo, quien por ahora repostula a la presidencia de la influyente Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile.

La mirada final, eso sí, son las elecciones de diputados de 2013, donde gran parte de los candidatos ya están negociados, al igual que para los comicios de concejales y alcaldes de 2012.

«Aquí se inicia un despertar importantísimo en la sociedad chilena», razonó en ese marco Vallejo.

Por ahora, la gran duda es qué opciones tomará el otro gran líder del movimiento universitario, el independiente Giorgio Jackson, hoy el mejor evaluado dirigente estudiantil del país.

Las negociaciones, cuyo trasfondo es la probable conformación de un pacto que agrupe de demócrata cristianos a comunistas contra el gobierno de derecha de Sebastián Piñera, está cruzada por los cambios electorales en curso.

Esencialmente, la posibilidad de que la inscripción en los registros electorales sea automática y el voto voluntario, lo que ampliaría el padrón electoral en cuatro millones de ciudadanos.

Ellos, la mitad del electorado actual, son en su mayoría jóvenes menores de 30 años, aunque las encuestas difieren respecto de sus preferencias políticas.

Dados los tiempos parlamentarios, todo indica que la ampliación del padrón, por ahora apoyada por la mayoría de la clase política, será aprobada en las próximas semanas y estará en vigor para los comicios legislativos y presidenciales de 2013.

Con cuatro millones de votos más en los registros electorales, y el descrédito de gran parte de la clase política, la principal candidata a suceder a Piñera es por ahora la ex presidenta socialista Michelle Bachelet, cuya popularidad permanece casi intacta.

Bachelet, que podría postular a la secretaría general de Naciones Unidas desde su cargo actual de ONU-Mujeres, hasta ahora no dio señales sobre sus intenciones y evitó visitar el país, en medio de la ola de protestas que lo sacuden.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los estudiantes chilenos preparan su desembarco en la política