Un poeta y laborista de 70 años será el noveno presidente de Irlanda

Higgins obtenía el 43 % de los votos, frente al 23 % del candidato independiente, Sean Gallagher.

corresponsal

A pesar de que los resultados de las elecciones celebradas el jueves en la República de Irlanda para la elección del presidente que suceda a la exitosa norirlandesa Mary McAleese se darán a conocer hoy de manera oficial, a las pocas horas de que se iniciase el recuento de votos el candidato laborista y exministro de Cultura, Michael D. Higgins, fue declarado ganador de los comicios.

Con los resultados procedentes de trece de las 43 circunscripciones irlandesas -tras una participación del 56 %-, Higgins obtenía el 43 % de los votos, frente al 23 % del candidato independiente, Sean Gallagher. Este aceptaba y concedía el triunfo de su rival laborista a media tarde de ayer.

Hasta el pasado lunes, Gallagher aparecía como favorito con un 15 % de margen de voto por encima de Higgins. Sin embargo, las acusaciones de tráfico de influencias lanzadas por el representante del Sinn Féin, Martin McGuinness, durante el último debate televisado daban al traste con las posibilidades de este millonario de 49 años por hacerse con la presidencia de Irlanda.

Como tercer clasificado aparecía McGuinness, con alrededor del 14 % de los sufragios. De confirmarse, sería un éxito para el viceprimer ministro de Irlanda del Norte, ya que durante la campaña electoral la formación nacionalista consideraba como un éxito alcanzar un 10 % de los votos.

Higgins no solo es un veterano político de la izquierda irlandesa, sino un extraño caso en estos días de político intelectual -profesor y poeta con tres libros publicados-, considerado como progresista y claro defensor de los derechos humanos. Higgins nació en el condado de Clare y es el mayor de siete hermanos. Estudió Sociología en la Universidad de Galway y su primer paso en política lo dio de la mano del Fianna Fáil, para, al poco, pasar al Partido Laborista. Sus compañeros de partido lo definen como «un hombre de principios».

Oposición a la guerra de Irak

Entró en el Dáil en 1981, lo abandonó dos años más tarde y regresó al Parlamento en 1987, donde ha permanecido hasta febrero de este año, cuando se retiró para preparar su campaña a la presidencia. En ese tiempo, en concreto en la década de los noventa, fue ministro de Cultura, momento en el que inauguró el primer canal de televisión en irlandés.

Destacó por su oposición a la guerra de Irak en el 2003 y por su defensa de la igualdad de las mujeres, el uso de métodos anticonceptivos y el divorcio, aspectos muy polémicos en la sociedad mayoritariamente católica de Irlanda. Está casado y tiene cuatro hijos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Un poeta y laborista de 70 años será el noveno presidente de Irlanda