Arabia Saudí, Kuwait y Baréin instan al Gobierno sirio a tomar medidas urgentes

la voz

El presidente sirio, Al Asad se encuentra más aislado después de que Arabia Saudí, Kuwait y Baréin se unieran a las protestas contra la represión del régimen. Una opresión que ayer dejó cuatro nuevos muertos tras el nombramiento del general Daud Ragha como nuevo ministro de Defensa.

Los tres países árabes, pertenecientes al Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), instaron ayer por primera vez al Gobierno a implementar reformas rápidas y radicales, y llamaron a consultas a sus respectivos embajadores en Damasco. Una postura que llega horas después de que la Liga Árabe rompiese su su silencio para pedir al presidente sirio Al Asad el fin de la violencia.

En un anuncio en la televisión estatal, el rey saudí Abdulá afirmó que «Debe ponerse fin a la maquinaria de muerte y al derramamiento de sangre», y calificó la situación de Siria como inaceptable. Para ello, los ministros de Asuntos Exteriores del CCG mantendrán en breve una reunión sobre la situación.

Además, Turquía también se ha pronunciado y el ministro de exteriores del país, Ahmet Davutoglu, viajará hoy a Damasco para entrevistarse con el presidente sirio. «Nosotros no vemos el tema de Siria como un asunto de política exterior, sino que nos afecta internamente, ya que compartimos una frontera de 850 kilómetros», afirmó el primer ministro turco.

Por otro lado, la institución suní de Al-Azhar hizo ayer un llamamiento en el que declaró que la situación en Siria «ha sobrepasado los límites y hay que poner fin a esta tragedia árabe».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Arabia Saudí, Kuwait y Baréin instan al Gobierno sirio a tomar medidas urgentes