Japón resiste el enésimo seísmo

La isla sufre, sin daños importantes, una réplica de magnitud 7,3 del terremoto de marzo, que desde entonces ha originado 600 sacudidas


redacción / la voz

Fue la enésima réplica del terremoto que asoló Japón el pasado 11 de marzo, el cuarto mayor de la historia con una magnitud de 9,3. Justo cinco meses después de la mayor catástrofe natural que azotó el país, con más de 20.000 muertos y una alerta nuclear de por medio, Japón revivió la pesadilla con un seísmo de magnitud 7,3, el mayor que se produjo desde entonces. También se había anunciado un tsunami, pero, pese a la alarma, no pasó nada. Apenas un modesto maremoto que originó olas de unos pocos centímetros, sin que se llegasen a registrar daños.

El nuevo terremoto ocurrió ayer justo en la misma zona en la que se se había desatado la gran sacudida del pasado 11 de marzo, al este de Japón, a 180 kilómetros de la costa de la provincia nororiental de Miyagi y a unos 34 kilómetros de profundidad. Es el mismo epicentro que en los últimos cinco meses ha originado más de seiscientos terremotos en Japón: 500 de magnitud superior a 5; cien de más de seis, y seis de más de 7 en la escala Ritcher. Aunque ninguno, hasta ahora, tuvo tanta fuerza como el de ayer, que fue incluso ligeramente superior al que el pasado año se cobró la vida de 200.000 personas en Haití, aunque en este último caso el centro del seísmo se había situado a tan solo quince kilómetros de la capital.

El terremoto que ayer vivió Japón tampoco será el último de la larga lista de cataclismos ocurridos desde el 11-M. Los geólogos auguran que todavía seguirán desatándose réplicas de forma ocasional, con magnitudes que también podrán alcanzar una fuerza 7, en tanto que los temblores de 3 a 5 se sucederán con frecuencia.

Evacuación en Fukushima

El seísmo de ayer obligó, como medida de precaución, a la evacuación de los operarios que todavía se encuentran trabajando en las labores de refrigeración de los reactores de la central nuclear de Fukushima, donde el terremoto del 11 de marzo y, sobre todo, el posterior tsunami desencadenaron la segunda catástrofe nuclear mayor de la historia después de Chernóbil. En esta ocasión las maltrechas instalaciones no sufrieron ningún daño.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Japón resiste el enésimo seísmo