Los embajadores de EE.UU. y de Francia desafían al régimen sirio

Damasco los acusa de incitar a la violencia por visitar Hama


redacción / la voz

Los embajadores de Estados Unidos y Francia en Siria, Robert Ford y Eric Chevallier, respectivamente, desafiaron al régimen de Bashar al Asad y viajaron a Hama, epicentro de las revueltas en el país, donde el primero participó en la manifestación de ayer y el segundo acudió el día anterior para mostrar la solidaridad de su país con las víctimas de la represión gubernamental.

Desde EE.UU., la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, dijo que las autoridades de Damasco fueron informadas de la visita de su representante, que expresó el «profundo respaldo» de EE.UU. al «derecho del pueblo sirio a reunirse pacíficamente».

Pero su presencia disgustó al régimen de Al Asad. Su asesora, Buzaina Shaaban, reaccionó diciendo que «nunca antes un embajador visitó sin permiso una ciudad con un problema, como el caso de Hama», explicó, y acusó a Ford de intentar impedir una solución al conflicto.

El Ministerio de Exteriores elevó el tono y dijo que su visita «es una clara prueba de la implicación de EE.UU. en los acontecimientos, y de su intento de incitar a aumentar la tensión». «Siria advierte contra tales comportamientos irresponsables», agregó la cancillería siria.

«El embajador ha incitado a los saboteadores a la violencia, a manifestarse y a rechazar el diálogo», añadió el Gobierno sirio

Horas más tarde, Estados Unidos mostró su «consternación» por las críticas del régimen sirio, pues el embajador había anunciado el día anterior su viaje.

En la última semana, las protestas en Hama han sido objeto de una violenta represión por parte del Ejército y las fuerzas de seguridad sirias que se han cobrado la vida de decenas de personas. Ya en 1982, el padre del actual presidente aplastó una revuelta, que dejó más de 20.000 muertos. Ayer, unas 450.000 personas desfilaron contra Al Asad, afirmó Abdel Karim Rahaui, jefe de la Liga Siria de los Derechos Humanos.

Francia también envió a su embajador en Siria, Eric Chevallier, a Hama, para transmitir «el compromiso de Francia del lado de las víctimas», dijo el portavoz de la cancillería gala, Bernard Valero, según AFP. Allí visitó uno de los principales hospitales de la ciudad. «Francia condena la violencia ejercida en Siria por las autoridades contra los manifestantes y la población civil», agregó Valero.

La represión de las protestas iniciadas el 15 de marzo contra el actual régimen se ha cobrado la vida de unos 1.300 civiles.

Diecisiete víctimas más

Ayer, esa represión se cobró la vida de diecisiete personas en distintas localidades, durante una jornada bautizada como viernes del no al diálogo, en alusión a la reunión convocada para mañana por el régimen de políticos e intelectuales, para estudiar reformas a la Constitución y nuevas leyes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Los embajadores de EE.UU. y de Francia desafían al régimen sirio