El FBI captura al delincuente que inspiró el filme «Infiltrado»

victoria toro NUEVA YORK / CORRESPONSAL

INTERNACIONAL

24 jun 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

«Cherchez la femme» (buscad la mujer). Otra vez la vieja consigna machista y detectivesca da resultado y ahora nada menos que al FBI. Gracias a ella, el miércoles, los agentes lograron detener a uno de los diez delincuentes más buscados, el mafioso de Boston James Whitey Bulger, que llevaba en busca y captura más de dieciséis años.

Según el FBI, a la que buscaron fue a la compañera de Bulger, Catherine Elizabeth Greig, de 60 años. Las autoridades estadounidenses emitieron una serie de programas de televisión en catorce ciudades explicando quién y cómo es Greig: su edad, su afición a los salones de belleza y la cirugía estética, su amor a los perros, su profesión de higienista dental... Y les dio resultado. Recibieron más de 350 comunicaciones, y una de ellas los llevó hasta la casa de la pareja en Santa Mónica (California).

Allí vivía Greig junto a Whitey Bulger, de 81 años, que en los años setenta y ochenta, según el FBI, fue el cabecilla de una banda criminal de Boston dedicada, entre otras cosas, a la extorsión. Bulger está acusado de diecinueve asesinatos, además de lavado de dinero y tráfico de drogas. El FBI había prometido una recompensa de dos millones de dólares a quien aportara información que llevara a su captura.

En el 2006, Martin Scorsese dirigió Infiltrado, una película basada en la historia de Bulger, protagonizada por Jack Nicholson y Leonardo DiCaprio que ganó cuatro Oscar. DiCaprio interpreta a un policía que debe infiltrarse en la mafia, al tiempo que Matt Damon hace de joven criminal que se infiltra en la policía para informar al mafioso.

Whitey Bulger es hermano de William Bulger, senador de Massachusetts y rector de la universidad de ese estado hasta el 2003, cuando se vio obligado a renunciar al cargo debido a las acusaciones de haber mantenido contactos con su hermano mientras este se encontraba huido de la justicia.