Belfast vive la peor violencia en la calle de los últimos cinco años

La policía culpa de los altercados a un grupo paramilitar


londres / corresponsal

Alrededor de medio millar de personas protagonizaron durante las noches del lunes y del martes las protestas más violentas que se han vivido en Belfast en los últimos cinco años. Como consecuencia, un periodista gráfico resultó herido de bala en una pierna. La policía culpa de este brote de violencia callejera en el Úlster a la Fuerza Voluntaria Lealista (UVF), un grupo paramilitar que declaró el alto el fuego en 1994 y que abandonó oficialmente la lucha armada en el 2007.

Esta vez, el motivo de la violencia, siempre latente cuando se acercan las fechas de las marchas orangistas del 12 de julio, no está claro. Con todo, parece que los enfrentamientos se han debido a la protesta de los lealistas contra la presencia del pequeño gueto católico de Short Strand en el área de mayoría protestante de Lower Newtownards Road.

Durante las dos noches hubo lanzamientos de cócteles molotov, piedras y cohetes contra las viviendas de católicos, lo que obligó a intervenir a la policía. En las refriegas se han registrado tres heridos de bala, uno de ellos el fotógrafo de Press Association, sin que se haya especificado hasta el momento de qué lado procedieron los disparos, si del protestante o del católico.

Durante la noche del martes, una joven de 20 años fue detenida, acusada de atacar a un policía.

Los cuerpos de seguridad también culpan de la violencia callejera a la crisis social y económica que se vive en esa zona de Belfast, donde existe un alto índice de paro juvenil, lo que hace que sea más fácil que prenda la violencia sectaria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Belfast vive la peor violencia en la calle de los últimos cinco años