El político de diseño que se resiste a perder


Mario Soares dijo de él que se trataba de «un producto de diseño, un político Armani». Y realmente así ve la mayoría de la sociedad portuguesa a José Sócrates, el ingeniero que lleva las riendas del país desde el 2005. No pocos politólogos lusos ven en él un proyecto generado para alcanzar el poder y a esa intención atribuyen su paso del PSD de su juventud al PS, cuando vio que las filas socialistas le abrían un horizonte más claro. Nacido en 1957 en la freguesía de Vilar de Maçada (Alijó), al noreste del país, Sócrates encajó a la perfección en el aparato burocrático lisboeta y en él pretende seguir para demostrar que los recortes sociales acometidos eran imprescindibles para que Portugal no perdiese el tren europeo, al que se quiso subir al país con aires de modernidad.

los protagonistas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El político de diseño que se resiste a perder