El jefe torturador del Jemer Rojo apela su condena por crímenes de guerra

Kaing Guek Eav fue condenado a 35 años de cárcel por crímenes contra la humanidad y de guerra.


La defensa pidió hoy al Tribunal Internacional de Camboya la absolución del jefe torturador del Jemer Rojo, Kaing Guek Eav, en el inicio de la apelación a su condena de 35 años de cárcel por crímenes contra la humanidad y de guerra.

Kaing Guek Eav, alias Duch, fue condenado en julio por su responsabilidad como director de la prisión secreta de Tuol Sleng, conocida como S-21, donde unas 16.000 personas fueron torturadas antes de ser asesinadas en el mismo centro o en los campos de extermino de Choeung Ek, a las afueras de Phnom Penh.

Los abogados alegaron de nuevo que la corte, auspiciada por Naciones Unidas, no tiene jurisdicción para procesar a su cliente, ya que consideran que él no fue un alto cargo del régimen ni responsable directo de los crímenes cometidos dentro de la prisión porque se limitó a cumplir órdenes.

«Me gustaría llamar al tribunal a considerar la absolución», dijo el abogado Kar Savuth.

«Duch fue un simple director de prisión. Había 195 prisiones en Camboya. Entonces, ¿por qué sólo Duch?», añadió el letrado.

El proceso de apelación durará por lo menos hasta el miércoles.

Kaing Guek Eav, de 68 años, es el primero de los cinco ex destacados cargos del Jemer Rojo que el tribunal ha condenado por su implicación en las atrocidades cometidas durante aquel régimen que causó la muerte de al menos 1,7 millones de personas entre 1975 y 1979.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El jefe torturador del Jemer Rojo apela su condena por crímenes de guerra