«La guerra de Kosovo fue justa aunque no hubiera resolución de la ONU»


«La intervención humanitaria es la más controvertida de las formas contemporáneas de guerra», escribe Alex J. Bellamy en su libro Guerras justas. Pero concluye que «cuando se cumple con todas las condiciones, la intervención no solo es permisible, sino moralmente exigible, sujeta a cálculos de prudencia y proporcionalidad», asegura el profesor.

-¿Qué guerras se pueden considerar justas?

-La tradición de la guerra justa sostiene que las guerras deben hacerse por una causa justa con buena intención, deben ser una respuesta proporcional al problema que se plantea. Idealmente, las guerras deben ser legales, lo que significa que deben ser en legítima defensa o autorizadas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Las guerras justas se deben hacer sin que haya objetivos civiles y proporcionalmente.

-¿El bombardeo de Belgrado para proteger a los albanokosovares fue justo a pesar de que no había mandato del Consejo de Seguridad de la ONU?

-Sí, creo que fue justo aunque no hubiera resolución de Naciones Unidas, debido a la amenaza contra la población albanesa de Kosovo y al hecho de que habían fracasado numerosos esfuerzos para convencer a Slobodan Milosevic de que cesara la violencia. Había sanciones y observadores, pero entonces los serbios mataron a 45 civiles en Racak. Incluso después el mundo intentó una solución diplomática, pero los serbios rechazaron esos esfuerzos y lanzaron una campaña masiva de limpieza étnica. Fue la amenaza contra los albano-kosovares lo que llevó a la OTAN a actuar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«La guerra de Kosovo fue justa aunque no hubiera resolución de la ONU»