Teherán endurece el tono de su diplomacia con el cese del ministro de Exteriores

Mottaki, criticado por no evitar las sanciones a Irán, será sustituido por el actual jefe del programa nuclear


Teherán/EFE.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, destituyó ayer a su ministro de Exteriores, Manoucher Mottaki, en un movimiento político que parece endurecer su posición frente a los opositores dentro del conservadurismo y podría cambiar la cara de la diplomacia persa.

Mottaki es un diplomático de carrera, un hombre con talante distinto, cercano a las ideas del presidente del Parlamento, Alí Lariyani, explica un analista que prefiere mantener el anonimato. Pese a que lleva en el cargo desde el 2005, nunca fue la primera opción del presidente, pero era del agrado del líder supremo, ayatolá Alí Jamenei.

Lariyani, asesor de Jamenei en asuntos nucleares, y Ahmadineyad mantienen desde hace meses un pulso por el poder que ha tenido como escenario público el controvertido programa presidencial para la supresión de los subsidios. El proyecto, que aún no ha podido entrar en marcha, ha sido recortado y frenado en varias ocasiones por la Cámara que preside Lariyani.

En las bambalinas del régimen iraní subyace el deseo de Ahmadineyad y otros ultraconservadores de ampliar los poderes del Ejecutivo hasta convertirlo en el tercer órgano de decisión del país, tras el líder supremo y el Consejo de Guardianes, y por delante de la propia Asamblea.

Los analistas apuntan también a la disparidad en la cuestión nuclear como otra de las posibles razones de la destitución de Mottaki, que ha sorprendido por la forma y el momento elegido, pero que parecía esperable a tenor de los rumores de las últimas semanas. El cese le ha llegado al diplomático trabajando, por carta y en plena visita oficial a Senegal. En círculos políticos, tanto cercanos a la oposición conservadora y a la reformista como afines al Gobierno se comentaban desde hace días las críticas del ex jefe de la diplomacia persa a la política exterior del Gobierno. Además, frente a la postura más dura y beligerante adoptada por el régimen en las última semanas en lo referente a la controversia nuclear, Mottaki mantuvo una línea menos tensa.

A Mottaki le sustituirá , «de forma temporal», el actual vicepresidente y director del organismo iraní de la Energía Atómica, Alí Akbar Salehí. Político cercano a Ahmadineyad y afín al ala dura en cuestiones nucleares. El cese tiene lugar a una semana de que se retome el diálogo nuclear tras catorce meses interrumpido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Teherán endurece el tono de su diplomacia con el cese del ministro de Exteriores