Los «hackers» toman la bandera de Wikileaks y hacen la guerra a Mastercard


washington/efe.

La primera guerra de la era de la información, es decir, ataques y contraataques múltiples a favor y en contra de Wikileaks a través de Internet, se ha puesto en marcha mediante un ejército de ciberpiratas voluntarios. La operación vengar a Assange organizada por ciberpiratas a raíz del cerco aplicado a Wikileaks y a su creador, consiguió ayer derribar parte de los sistemas informáticos de Mastercard.

En paralelo, y como represalia por el bloqueo a sus pagos por esta empresa y por Visa, el portal de Assange difundió ayer un cable de febrero del 2010 en el que se informa de que EE.UU. presionó a Rusia para intentar que un proyecto de ley de la Duma no situara en desventaja a las dos empresas estadounidenses de tarjetas de crédito.

En el canal de IRC (Internet Relay Chat) desde el que se está dirigiendo el ataque contra Mastercard, el moderador ha establecido como título «Operación Payback. Objetivo: www.mastercard.com. Hay algunas cosas que Wikileaks no puede hacer. Para lo demás está la Operación Payback». A mediodía de ayer, los operadores del canal informaban de que más de 1.800 bots estaban inundando con ataques distribuidos de denegación de servicio (DDOS) www.mastercard.com.

La empresa reconoció dificultades en algunos de sus servicios. Mientras, otros usuarios del canal informaban del progreso del ataque con mensajes sobre el estado de las operaciones de Mastercard en países tan distantes como Suecia, Sri Lanka o México o sobre la evolución de las acciones de la compañía de tarjetas de crédito en la Bolsa de Nueva York.

El grupo que ha organizado el ataque es un colectivo de ciberpiratas que se llama Anonymous y que se reúne habitualmente a través de la página web 4chan.org, un simple sitio de Internet que es utilizado por sus usuarios para colgar mensajes, fotografías o simplemente discutir de política. Este no es el primer ataque lanzado por Anonymous. Se considera que el grupo ha facilitado la identificación y arresto de varios pederastas, pero quizá una de sus acciones más conocidas fue el llamado Proyecto Chanology, iniciado en el 2008 para protestar contra la iglesia de la cienciología.

Según el blog de la empresa de seguridad Panda, el grupo había atacado PayPal poco después de que el sistema de pago anunciase la cancelación del servicio a Wikileaks, aunque el ataque se limitó a un blog. Panda señaló que el ataque DDOS contra ThePayPalblog.com durante 8 horas causó 75 interrupciones de servicio.

Anonymous también ha conseguido afectar gravemente el funcionamiento de PostFinance, el banco suizo que también bloqueó su cuenta a Wikileaks, y a la firma de abogados suecos que representa a las dos mujeres que han acusado a Assange de abusos sexuales. La Fiscalía sueca también anunció que había presentado una denuncia ante la policía después de haber sufrido un ataque organizado contra su web.

Por otro lado, el Gobierno australiano, que días atrás anunció que apoyaría a Washington en una acción judicial contra Wikileaks, cambió ayer de posición y dijo que apoyará a Julian Assange por medio de sus servicios consulares.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los «hackers» toman la bandera de Wikileaks y hacen la guerra a Mastercard