El arzobispo de La Habana rechaza ver a los ex presos cubanos acogidos en España

El cardenal Ortega se reunió ayer en Madrid con la ministra Jiménez y rehusó la petición de los exiliados


madrid/efe.

El arzobispo de La Habana, Jaime Ortega, mantuvo ayer una reunión con la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, en la que se interesó por la situación del medio centenar de ex presos políticos cubanos acogidos en España, a los que ha declinado ver pese a la petición cursada por varios de ellos.

Jiménez y Ortega intercambiaron opiniones sobre la situación de Cuba, las reformas económicas puestas en marcha por el presidente Raúl Castro y la posibilidad de que más disidentes puedan salir de prisión en las próximas semanas.

En el encuentro, el cardenal preguntó por los excarcelados llegados a España desde el pasado mes de julio para conocer «su adaptación, condiciones de vida y perspectivas de futuro», según informaron fuentes de Exteriores.

La cita, celebrada a petición del arzobispo, tuvo lugar en la sede del ministerio y duró una hora y media.

Posteriormente, el cardenal almorzó con el ex titular de Exteriores Miguel Ángel Moratinos, ambos mediadores ante el régimen castrista en la excarcelación y traslado a España de 51 presos políticos desde julio.

Ortega, que rehuyó hacer declaraciones a los periodistas, pretendía que su visita a España no tuviera repercusión pública.

Al conocerse que estaría en Madrid, varios excarcelados y grupos de exiliados contactaron con el Ministerio de Asuntos Exteriores para que se le hiciera llegar el interés en mantener un encuentro.

Uno de los solicitantes, Julio César Gálvez, de los presos que primero salió de la isla en julio, lamentó que el cardenal no respondiese a la invitación. Gálvez opinó que hubiese sido oportuno el encuentro, tanto con el cardenal como con Jiménez para que conociesen de primera mano la situación de los excarcelados.

Calificó de muy loable el papel de Ortega en el proceso de excarcelaciones, aunque le pidió que «haga exigir» al régimen castrista que libere a los once opositores del grupo de los 75 que siguen en prisión, por rechazar su expulsión a España.

Otro de los disidentes, Blas Giraldo Reyes, convino en que «hubiera sido muy bueno» el encuentro para exponerle los problemas que padecen.

El colectivo Cuba Democracia ¡Ya! también criticó que el responsable de la Iglesia cubana «no reconozca a la oposición dentro y fuera de Cuba» y rechace la oferta para reunirse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El arzobispo de La Habana rechaza ver a los ex presos cubanos acogidos en España