La policía de Irlanda evitó dos atentados terroristas durante el fin de semana


londres/la voz.

La policía norirlandesa desactivó ayer una bomba colocada en el aparcamiento del aeropuerto internacional de Belfast, en lo que es el segundo intento de atentado terrorista en el fin de semana de los grupos disidentes el IRA. El objeto de estos grupúsculos es el de descarrilar el proceso de paz en la provincia británica. Según informó la policía, el artefacto estaba dentro de un vehículo en el aparcamiento de larga duración del aeropuerto y adosado a varios bidones de líquido inflamable.

El sábado, los agentes detonaron una bomba instalada en un barril de cerveza y colocada bajo el puente ferroviario de Tullydagan Road, en Lurgan, al sur de Belfast. «Los dos artefactos fueron colocados en lugares muy frecuentados con la intención de causar la mayor destrucción y el mayor número posible de heridos», indicó el jefe adjunto de la policía norirlandesa, Duncan McCausland.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La policía de Irlanda evitó dos atentados terroristas durante el fin de semana