Betancourt: «Estoy dolida con Colombia»

La ex candidata presidencial de Colombia aseguró que ahora no está interesada en regresar a la política.


La ex candidata presidencial de Colombia, Ingrid Betancourt, afirmó hoy en Washington que está muy dolida» con su país natal tras su experiencia como rehén de la guerrilla, y que por ahora no está interesada en regresar a la política.

«Estoy muy dolida con Colombia porque fue injusto... mi familia, todos nosotros hemos sufrido mucho», dijo Bentancourt durante un emotivo encuentro en el Club Nacional de Prensa para presentar su libro «No hay silencio que no termine».

En concreto, Betancourt expresó resentimiento de que se la haya responsabilizado por su cautiverio de seis años y medio a manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en la selva colombiana cuando, a su juicio, el Estado le falló.

«Quiero ser muy clara en esto porque los únicos responsables de mi secuestro fueron las FARC. No estoy diciendo que el Gobierno en ese momento de mi secuestro fue responsable, pero no acepto que digan que sólo yo fui la responsable de mi propio secuestro», afirmó Betancourt, quien en varias ocasiones rompió en llanto al recordar sus años como rehén.

Recordó que, como candidata presidencial en 2002, tenía derecho a la protección y a guardaespaldas pero «ellos me retiraron esa seguridad» de los escoltas.

«Si (la zona) era tan peligrosa y si se trataba de una zona de guerra, como dicen que me advirtieron, su obligación era no dejarme pasar por el control militar...y no me impidieron pasar como no lo hicieron con nadie», enfatizó.

«Tal vez estoy siendo muy fastidiosa con la gente que sólo quiere ocultar la verdad, pero eso fue lo que sucedió y por supuesto estoy muy dolida con Colombia porque fue injusto», manifestó Betancourt.

Aunque aseguró que la política ya no la motiva, tampoco lo descartó para un futuro.

«No quiere decir que ya no lo haría más porque hay un sueño de tener un mundo mejor y especialmente una mejor Colombia. No sé, si algún día puedo ser útil, quizá lo voy a considerar de nuevo pero, por ahora, estoy clara en que tengo que reconstruirme», manifestó.

«No quiero hacer política ni en Francia ni en Colombia pero quién sabe, estamos en las manos de Dios...pero por ahora, como dije, mi felicidad es descansar», agregó Betancourt, que fue entrevistada por el popular programa televisivo de «Oprah Winfrey».

Betancourt relata en su libro con detalle su secuestro por la guerrilla de las FARC en 2002, cuando se dirigía a San Vicente del Caguán, dos días después de que en esta zona se finalizara la concesión otorgada por el entonces presidente Alvaro Uribe, en lo que se conoció como la «zona de distensión».

Fue liberada por el Ejército colombiano junto a otros 14 rehenes -incluyendo tres contratistas estadounidenses- el 2 de julio de 2008, en lo que se denominó como la «Operación Jaque».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Betancourt: «Estoy dolida con Colombia»