Delatour: «Los que prometieron ayudar a Haití e incumplieron son demasiados»

El ministro de Turismo de Haití afirma que los donantes se reservan un porcentaje para influir en el destino del dinero y pide a la comunidad internacional que escrute las elecciones


redacción/la voz.

El ministro de Turismo y Promoción Exterior de Haití, Patrick Delatour, está encantado con su presencia en Lugo, donde espera que la Conferencia Internacional para la reconstrucción de su país arranque no ya más compromisos, sino acciones. Como arquitecto, en su caminar cerca de la Muralla, observa la calle, pero lo que es mirar, mira las casas. Dice que toma nota para cuando vuelva a su país.

?Una web falsa publicó que Francia dará 17.000 millones de euros de indemnización a su ex colonia. ¿Cómo es la relación con Francia?

?Muy buena. El presidente de Haití ya aclaró ese asunto, porque él firmó una convención con Francia, que ha reconocido la independencia de Haití, y Haití aceptó las condiciones de esta independencia. Si hubiera problemas con estas condiciones sería con el presidente.

?El mundo se volcó con Haití tras el terremoto del 12 de junio, al parecer Brasil y la Unión Europea han cumplido sus promesas, pero ustedes han dicho que otros países no. Puede decir cuáles.

?La lista de países que hicieron promesas a Haití y no cumplieron es demasiado larga. Ademas, hay un fondo común gestionado por el Banco Mundial, pero este dinero para la reconstrucción pasa por la Comisión Internacional y no depende de los donantes. Si por ejemplo Francia pone dinero en ese fondo, después no puede decir qué se hace con él, ni las compañías francesas que ejecutarán las obras, por eso los donantes se reservan otro porcentaje para poder influir en el destino del dinero, es decir, el sector de la economía, y en la selección de empresas de su país que van a ir a trabajar a Haití.

?La Comisión Internacional ha sido cuestionada por no incluir las fuerzas vivas locales.

?Es una contradicción porque si un Gobierno es elegido por el pueblo y este delega las decisiones en él, en el Parlamento y en el Senado, como en Europa, la decisión es de los representantes, que lo son del pueblo y de sus fuerzas vivas. De todos modos, es una minoría la que está expresando esas críticas. Y nosotros las respetamos.

?¿Qué espera de la conferencia de Lugo ?

?Primero, que los países de América Latina continúen focalizando su interés sobre Haití. Segundo, que lo acompañen en el proceso de estabilización, asegurando que las elecciones de noviembre sean libres y que los resultados honestos sean respetados por todos. El problema es que el perdedor insista en presentar el proceso como no creíble, por eso pedimos que Europa y Latinoamérica acompañen el proceso con observadores, técnicas de escrutinio... y así no habrá problemas. Lo importante para darle credibilidad a las elecciones es que la comunidad internacional nos acompañe. Y tercero, que los donantes ayuden a la consolidación de las instituciones haitianas para lograr un apoyo financiero directo, porque ahora el 80% del dinero que entra en Haití no se lo dan al Estado sino a las oenegés y eso hace al Estado más débil.

?¿Influye en la seguridad?

?Sí, la debilidad del Estado concluye en un problema de inseguridad general porque la sociedad haitiana no está representada, sus profesionales están fuera, no hay referentes morales, y en la pirámide social los extranjeros están en la parte más alta. Mire, desde 1963 hasta nuestros días, un 90% de los profesionales universitarios del país han emigrado.

?¿Préval se retirará o intentará prorrogar su mandato?

?Sí, se retirará. Hay elecciones, pero no se puede presentar porque la Constitución no se lo permite y sí se va.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Delatour: «Los que prometieron ayudar a Haití e incumplieron son demasiados»