«Las Damas de Blanco seguirán su caminar pacífico hasta que saquen de la cárcel al último prisionero político»


redacción/la voz.

Las Damas de Blanco, el grupo opositor de familiares de los presos políticos de la primavera negra del 2003, volvió ayer a oír misa en la iglesia de Santa Rita y a marchar por la Quinta Avenida de La Habana para solicitar la liberación de sus parientes.

Alejandrina García de la Riva, esposa de Dionisio González, condenado a 20 años de cárcel, confirmó a esta redacción desde Matanzas que las Damas seguirán su caminar pacífico «hasta que saquen de la cárcel al último prisionero político».

También Berta Soler, esposa de Ángel Moya Acosta, aseguró ayer a esta redactora que fueron 42 las damas que escucharon misa, caminaron por la Quinta Avenida y después dieron marcha atrás hasta la iglesia, donde gritaron ¡libertad! arrodilladas ante santa Rita, «para darle las gracias por todo lo que está haciendo». Además, Soler confirmó que van a continuar con su protesta «porque de los 52 que dijeron que excarcelarán ninguno está en la calle, y, cuando lo estén, quedan en Cuba al menos 90 presos políticos». Por eso lanza una invitación a los familiares de estos: «Que vengan aquí a caminar con nosotros y los apoyaremos».

El pasado mes de marzo, las Damas fueron blanco de actos de repudio por grupos castristas, que incluso las agredieron. Después, la situación se calmó gracias a que el cardenal Ortega intercedió ante el Gobierno para que no fueran molestadas. Entonces, una de las líderes del grupo, Laura Pollán, manifestó también que continuarán sus marchas «mientras haya presos políticos».

Por otra parte, las familias de varios presos políticos cubanos cuya excarcelación fue anunciada por la Iglesia católica y que viajarán a España, probablemente el martes, fueron trasladadas ya a dependencias en La Habana para tramitar los pasaportes y chequeos médicos. También a los presos se les están realizando revisiones.

Rechazan venir a España

Otros presos políticos han sido contactados, pero en principio rechazan viajar a España. Es el caso de Pedro Argüelles Morán, Eduardo Díaz Fleitas y Regis Iglesias Ramírez, según ha asegurado Berta Soler. «Estos han dicho que se quedan», concluye.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Las Damas de Blanco seguirán su caminar pacífico hasta que saquen de la cárcel al último prisionero político»