«Estoy contenta porque mi hijo se va fuera, es libre, llega a la libertad»

Las familias de los cinco disidentes cubanos que viajarán a España esperan con impaciencia el momento


redacción/la voz.

Las familias de los cinco presos políticos cubanos que serán liberados en las próximas horas y que viajarán a España esperan ansiosas por noticias sobre cuándo tendrán lugar las excarcelaciones, el viaje y quiénes podrán acompañarlos. Para los otros 47 que serán liberados hay ofertas de acogidas de otros países como Francia, Italia, Alemania, Estados Unidos y Chile, si bien se espera que la mayoría viajen a Madrid.

La madre de José Luis García Paneque, Moralinda, asegura que su hijo, que está en un campamento abierto en Las Tunas, la llama constantemente en busca de novedades, pero que de momento no le han comunicado a nadie nada más.

Moralinda dice estar «bastante contenta porque él se va fuera, es libre, no se queda en el país, llega a la libertad». Pero tampoco sabe con quién podrá viajar a España, ya que «eso lo deciden las autoridades». Su esposa e hijos, relata, están en Estados Unidos y su deseo sería reunirse con sus hijos. «Anoche [por el jueves] hablé con ellos y me dijeron que no durmieron nada, sobre todo la mayor, de 20 años, que él la crió», comenta.

En una situación emotiva similar se encuentra la madre de Léster González Pentón, que reconoce que está «nerviosa, alterada y no sé si reír o llorar».

Por su parte, Oleydis García, esposa de Pablo Pacheco Ávila, se enteró de la próxima excarcelación de su marido cuando estaba visitándolo en la prisión de Canaleta. Este es su relato: «El cardenal llamó a Pablo y lo sacaron del local donde estábamos, cuando él regresó me dijo lo que le había dicho Ortega, estaba muy nervioso y tenso. Nuestro hijo y yo nos quedamos estupefactos, después nos abrazamos los tres. Estábamos al tanto de que eran cinco, pero no sabíamos que uno era Pablo».

Oleydis García confía en que los tres puedan viajar a España, pues el cardenal les habló «del núcleo familiar». Espera ver a una prima que tiene en Asturias y en recuperar el contacto con la familia que pueda quedar de su abuelo paterno, que era español.

«Optamos por la vida»

Todavía, asegura, no han tenido tiempo a pensar en el futuro, solo piensan en el día y hora que podrán salir de Cuba por primera vez. «No sabemos si podremos regresar, pero optamos por la vida», concluye emocionada al recordar que en la isla queda también otra parte de la familia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

«Estoy contenta porque mi hijo se va fuera, es libre, llega a la libertad»