Hace años que se conocía la verdad, y desde ayer es oficial


En abril de 1972, una primera investigación del caso realizada por el juez John Widgery reveló que cuatro de las víctimas del Domingo Sangriento fueron tiroteadas por la espalda cuando trataban de escapar. No obstante, el juez exoneró a los militares al indicar que el IRA abrió primero fuego contra los soldados y que estos abatieron después a los civiles por error. Esta fue durante 38 años la versión oficial. Pero desde hace años se conocía la verdad.

En 1971, los terroristas del IRA habían asesinado a 24 soldados británicos, seis de ellos en Derry, y el Ejército estaba perdiendo la paciencia. El 30 de enero de 1972, la marcha por los derechos civiles había dado comienzo a las dos de la tarde en el barrio católico de Creggan en una atmósfera festiva en la que tomaron parte, según los organizadores, unas 20.000 personas, a pesar de ser ilegal.

«El Primer Batallón de Paracaidistas, los one para , fue llamado por su reputación de duro. Algunos mandos militares dudaron si era inteligente desplegar a los paras en una situación tan delicada. Solo unos días antes se habían enfrentado a una manifestación pacífica en Magilligan y habían roto varias cabezas», relatan Patrick Bishop y Eamonn Mallie en su libro The Provisional IRA (1987).

Peter Taylor ya adelantó en su libro Provo, publicado en el año 1997, las conclusiones del informe Saville: «Lo que sucedió en el Bloody Sunday fue una operación [militar] terriblemente equivocada. Los oficiales, sargentos y cabos de los one para perdieron el control de sus hombres».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Hace años que se conocía la verdad, y desde ayer es oficial