Dos de cada tres franceses no quieren que Sarkozy vuelva a ser candidato en las presidenciales del 2012


El desencanto de los franceses con su presidente es cada vez más evidente. Ayer, un sondeo del Instituto BVA reveló que dos de cada tres ciudadanos no desean que Nicolas Sarkozy vuelva a ser candidato en el 2012. Tras el batacazo de las elecciones regionales, la derecha intenta reaccionar para recuperar a sus votantes de siempre.

Solo el 68% de los electores que le dieron su apoyo en las presidenciales del 2007 están dispuestos a renovarle su confianza. Entre las encuestas negativas que se suceden desde la derrota regional de marzo, Sarkozy baja casi al mismo ritmo que sube su discreto primer ministro, François Fillon. Un consejero del presidente reconocía a Le Figaro que Fillon «representa algo importante para los franceses», que han aplaudido unánimemente su rechazo a participar en una carrera de ambiciones políticas con su jefe de filas. Hace meses que las encuestas sitúan su cota de popularidad por encima de la del jefe del Estado, pero él ha puesto por delante su «fidelidad».

Es otro estilo. El peculiar de Sarkozy ya ha sido señalado en el seno de la UMP como culpable de la derrota de marzo junto con su afición por nombrar para puestos de máxima responsabilidad a personalidades de la izquierda. La amplia victoria socialista lo obligó a llamar al cierre de filas a través de una nueva apertura hacia las distintas sensibilidades de su partido, con la inclusión de un fiel a Jacques Chirac y de un amigo de Dominique de Villepin en el Gobierno, y dejó en evidencia que no tiene con quién pactar.

Por eso se habla de la llamada «hipótesis Borloo»: una candidatura del actual ministro de Ecología que atraiga al electorado centrista, ahora que una parte de los votantes se han deslizado hacia el Frente Nacional. En la segunda vuelta, Jean-Louis Borloo daría su apoyo a Sarkozy.

Por primera vez en sus casi tres años de mandato le salen competidores. Los ex primeros ministros Alain Juppé y Dominique de Villepin no ocultan sus aspiraciones. Las encuestas dicen que ahora mismo ganaría la socialista Martine Aubry.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Dos de cada tres franceses no quieren que Sarkozy vuelva a ser candidato en las presidenciales del 2012