Fidel Castro califica de viles calumnias las críticas por la muerte del recluso y niega que fuese torturado


Fidel Castro y la televisión cubana salieron ayer al paso de las críticas internacionales, a las que califica de viles, y de la oposición, por las supuestas torturas y la muerte del preso Orlando Zapata Tamayo la semana pasada tras una huelga de hambre de 85 días.

«En nuestro país jamás se torturó a nadie, jamás se ordenó el asesinato de un adversario, jamás se mintió al pueblo», dice el ex presidente Castro en un artículo de sus Reflexiones. La televisión emitió un reportaje en el que se acusa a «la contrarrevolución» de una «campaña de difamación» para ocultar las atenciones médicas que recibió Zapata. Y señaló que «ninguno de sus afines en las actividades políticas fue a los hospitales a pedirle que abandonara la huelga». Es más, el noticiero acusó a la oposición de «alentar» a Zapata a «tomar una decisión que lo llevaría a la muerte».

El informe insiste en que Zapata, preso desde el 2003, fue atendido «con todo el rigor médico», y recoge la acusación del diario Granma de que era un delincuente común que «adoptó un perfil político cuando ya su biografía penal era extensa». Añade que fue tratado por «especialistas muy cualificados» que no escatimaron recursos. Entre ellos, el doctor Gimel Sosa Martín dijo que se le proporcionó alimentación intravenosa, y se le dio acompañamiento psicológico para hacerlo desistir del ayuno.

El programa dio imágenes de la madre del fallecido, Reyna Tamayo, vídeos de sus visitas a hospitales donde estuvo internado, entrevistas suyas con autoridades policiales y conversaciones intervenidas con opositores de Miami y de la disidencia interna. En ellas destacaba la esmerada atención que recibía su hijo y que «los mejores médicos» estaban tratando de «darle la vida». En otra, un disidente le dice a la representante de un grupo en Miami que forzará a Tamayo a ir a verlo o dar una rueda de prensa.

En España, la Fundación de la Asociación de Artistas se desmarcó de las palabras de Willy Toledo, quien dijo que la mayoría de los presuntos disidentes son terroristas. El Gobierno español mantendrá su estrategia de diálogo con Cuba como modo de lograr la liberación de los presos políticos, dijo ayer el ministro Moratinos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Fidel Castro califica de viles calumnias las críticas por la muerte del recluso y niega que fuese torturado