El derechista Piñera se perfila como ganador de las elecciones en Chile

Los últimos sondeos anunciaban una victoria del empresario, pero sin margen suficiente para evitar la segunda vuelta


Chile celebró ayer elecciones generales en las que millonario y líder de la derecha Sebastián Piñera se perfilaba como favorito sobre la coalición de centro izquierda que gobierna el país desde 1990, tras la dictadura del general Augusto Pinochet. Unos 8,3 millones de chilenos estaban inscritos para elegir al sucesor de la presidenta Michelle Bachelet, en unas elecciones en que también se renuevan los 120 miembros de la Cámara de Diputados y 20 de los 38 escaños del Senado.

Piñera, millonario empresario y favorito en la elección presidencial, dijo tras votar que «vienen tiempos mejores para Chile y muy especialmente para los que más necesitan un buen gobierno, los que están pasándolo mal y están sufriendo». Entretanto, el candidato oficialista, Eduardo Frei, votó en la localidad de La Unión (900 km al sur de Santiago), mostrándose confiado en que pasará a la segunda vuelta, el 17 de enero, y que triunfará en esta instancia.

«Aquí lo que se define son dos maneras, dos visiones de Chile. No queremos salto al vacío ni queremos vuelta al pasado. No creemos que las fuerzas del mercado y el dinero deben primar en una sociedad», señaló Frei.

Por su parte, el independiente de izquierda Marco Enríquez votó en Zapallar (170 km al oeste de Santiago) y se mostró confiado en que los chilenos se atreverán a votar por un cambio de verdad, en alusión a su opción rupturista. «Tengo mucha confianza en que la gente se va a atrever a votar por un cambio de verdad», dijo Enríquez, de 36 años, quien renunció al Partido Socialista para plantear una candidatura independiente, una jugada arriesgada en un país acostumbrado a partidos fuertes.

División en la izquierda

Cineasta y filósofo de profesión, hijo de un líder guerrillero abatido en la dictadura de Pinochet, Enríquez tenía antes de las elecciones el 17% de las intenciones de voto, por detrás del 44% de Piñera y el 31% del oficialista Frei. Con esas cifras y a la espera del resultado, parecía inevitable una segunda vuelta (que sería entre Piñera y Frei), una percepción corroborada por la presidenta Bachelet al votar. «Todos sabemos que va a haber una segunda vuelta, así que esta primera vuelta va a ser muy importante, pero sin duda tendremos una jornada donde finalmente se elija al presidente de la república», dijo Bachelet.

En un escenario de segunda vuelta entre Piñera y Frei las encuestas revelan una clara ventaja para el candidato derechista por 49% a 32%, pero eso no significa que todo esté dicho.

La Concertación, una coalición de cuatro partidos de centro izquierda, está en la presidencia desde 1990 cuando un plebiscito obligó al dictador Augusto Pinochet a dejar el poder, en el que se instaló durante 17 años. La de ayer fue la primera vez que esa agrupación llegó dividida a la elección: la Concertación escogió en abril a Frei (de 67 años, que fue presidente entre 1994 y el 2000) en primarias, pero el diputado Enríquez Ominami lanzó su candidatura como independiente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El derechista Piñera se perfila como ganador de las elecciones en Chile