El Gobierno sueco deja en libertad a la ex presidenta serbobosnia Plavsic

Ha cumplido dos tercios de su condena por crímenes contra la humanidad.


El Gobierno sueco decretó hoy la libertad condicional de la ex presidenta de la República serbobosnia Biljana Plavsic, tras cumplir dos tercios de su condena por crímenes contra la humanidad en la antigua Yugoslavia.

Plavsic, que será puesta en libertad el próximo día 27, fue condenada a once años de prisión en junio de 2003 por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) y cumple pena en la cárcel sueca para mujeres de Hinseberg.

El TPIY aceptó el pasado 14 de septiembre la libertad condicional de Plavsic, de 79 años, según las reglas suecas, ya que están de acuerdo con la práctica del tribunal en casos similares de condenados por crímenes en la antigua Yugoslavia, informó hoy en un comunicado el Ministerio de Justicia sueco.

El Gobierno sueco había aceptado el 12 de junio de 2003 que Plavsic cumpliera condena en Suecia, por lo que ingresó en una cárcel de ese país 14 días después.

Según el acuerdo entre el TPIY y Suecia, el cumplimiento de la pena debía hacerse siguiendo las leyes suecas, que establecen la concesión de la libertad provisional cuando se cumplen los dos tercios de la condena, si bien el tribunal de La Haya se reservaba una influencia «determinante» sobre la misma.

Las autoridades suecas habían denegado dos veces con anterioridad la petición de indulto solicitada por Plavsic, que se quejaba de su mala salud y decía sentirse acosada en la cárcel.

El Ministerio de Justicia sueco señaló que a partir del día de su liberación «el cumplimiento de la pena deja de tener efecto en Suecia», por lo que podría abandonar este país y regresar a Serbia.

«Con la decisión del Gobierno finaliza la pena en Suecia, lo que significa que no la vamos a mantener bajo vigilancia. Ya no tendremos ninguna responsabilidad sobre Plavsic», declaró el director general de Instituciones Penitenciarias de Suecia, Lars Nylén.

Conocida como la «dama de hierro» de los Balcanes, Plavsic se entregó de forma voluntaria a la justicia internacional en enero de 2001, después de ser acusada.

Plavsic se declaró culpable del delito de persecución por motivos étnicos, religiosos y políticos durante la guerra bosnia (1992-1995) y fue condenada a 11 años de prisión.

Considerada una radical por el propio ex presidente serbio, Slobodan Milosevic, en 1992 dio la vuelta al mundo una foto suya en la que pisaba el cadáver de un bosnio mientras besaba al «señor de la guerra» serbio Arkan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El Gobierno sueco deja en libertad a la ex presidenta serbobosnia Plavsic