El tifón «Ketsana» causa 125 muertos en Indochina tras azotar Filipinas

En Filipinas ha dejado una estela de 293 fallecidos.


Al menos 125 personas han muerto a causa de las inundaciones, riadas y desprendimientos, causados por el tifón «Ketsana» a su paso por la región de Indochina, después de que en Filipinas dejara una estela de 293 fallecidos, según los datos facilitados hoy por las autoridades.

En Vietnam, el Comité Nacional para el Control de Inundaciones indicó que 101 personas han perdido la vida y que otras 24 están desaparecidas, entre ellas un coronel del Ejército cuya embarcación naufragó al intentar rescatar a varios aldeanos atrapados por las inundaciones.

Según el centro, las zonas más afectadas por las inundaciones producidas por las intensas lluvias que en Vietnam comenzaron a principios de esta semana, son las situadas en la región central, donde han muerto más de treinta personas.

El primer ministro vietnamita, Nguyen Tan Dung, inspeccionó el jueves las tareas de rescate que llevan a cabo efectivos del Ejército y miembros de los servicios de Protección Civil.

Hasta el momento, cerca de 600.000 personas han sido evacuadas de aldeas situadas en la región central y próximas a la frontera con Camboya desde que el tifón descargó lluvias torrenciales con vientos de hasta 117 kilómetros por hora.

El resultado provisional de daños indica que más de 6.000 casas fueron destruidas, 116 barcos de pesca se hundieron, y se ha perdido la cosecha arrocera de unas 17.000 hectáreas de cultivos.

El Gobierno de Vietnam estima que los daños materiales causados por «Ketsana» ascienden a unos 600 millones de dólares ó 414 millones de euros.

En la vecina Camboya, al menos 14 personas han muerto y otras 43 permanecen desaparecidas desde que el tifón tropical atravesó la zona central del país a principios de semana tras dejar atrás Vietnam, según el Comité Nacional para la Gestión de Desastres.

En Laos, al norte de Camboya, al menos una decena de personas han muerto ahogadas tras ser arrastradas por una riada ocurrida en la provincia de Attapeu, al sur del país, y donde al menos 27 aldeas están inundadas por el desbordamiento del río Sekong, de acuerdo a la radio estatal laosiana.

En Filipinas, las autoridades han dado la alerta y preparado un operativo de evacuación en respuesta al tifón «Parma» con vientos de casi 200 kilómetros por hora, y que se aproxima al archipiélago cuando hace menos de una semana que el tifón «Ketsana» causó 293 muertos y tres millones de damnificados.

Otras 43 personas permanecen desaparecidas desde las inundaciones causadas por la tormenta tropical que el pasado sábado atravesó Manila, la capital, y las provincias vecinas, según datos facilitados por el departamento de Protección Civil.

Según el departamento de Protección Civil, 419.000 personas están acogidas en 526 centros de asistencia y otras 380.000 dependen de la ayuda humanitaria que distribuyen las autoridades, así como organizaciones no gubernamentales o grupos de voluntarios.

El huracán «Parma», según los expertos, es mucho más poderoso que «Ketsana», que llegó con vientos más moderados pero causó las peores inundaciones en más de 40 años en la capital, que quedó casi totalmente sumergida.

El pasado sábado, la tormenta tropical arrojó una cantidad de lluvia muy superior a la media mensual en esta época del año y batió el anterior récord de 1967.

Las autoridades temen que más lluvias puedan reventar el ya desbordado sistema de desagües de Manila, tan vetusto que resulta deficiente incluso en época seca, y cuando muchas calles siguen inundadas cinco días después del temporal.

El Gobierno estima que las pérdidas económicas por daños en infraestructuras y cultivos ascienden a casi 4.800 millones de pesos (más de 100 millones de dólares ó 70 millones de euros).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El tifón «Ketsana» causa 125 muertos en Indochina tras azotar Filipinas