Filipinas espera la llegada de otro fuerte tifón con Manila todavía inundada

El Gobierno filipino ha declarado hoy la situación de zona catastrófica para todo el país.


La presidenta de Filipinas, Gloria Macapgal Arroyo, declaró hoy zona catastrófica todo el territorio nacional ante la llegada del tifón «Parma», cuando el país aún no se ha recuperado del paso de «Ketsana», que causó 293 muertos, 42 desaparecidos y 2,5 millones de damnificadas.

Esta medida permitirá a todas las administraciones regionales acceder a los fondos de urgencia gubernamentales, así como controlar el precio de los productos de primera necesidad, explicó el ministro filipino de Información, Cerge Remonde, a una emisora de radio.

El servicio meteorológico de Filipinas indicó que «Parma», que viaja con vientos sostenidos de 195 kilómetros por hora y rachas de hasta 230, se encuentra a 150 kilómetros de Catanduanes, en la costa oriental, y tocará tierra la próxima madrugada.

Las autoridades han empezado a evacuar residentes en zonas amenazadas, como en la provincia de Laguna, vecina a Manila, donde se ha llevado a unas 100.000 personas a lugares seguros.

El ministro de Defensa filipino, Gilberto Teodoro, advirtió a la población de que no acudirán en su rescate si no obedecen la orden de evacuación, que ya afecta a las provincias de Catanduanes, Camarines Norte, Quezon, Aurora y Polillo.

«No arriesgaremos vidas para ir a salvarles», aseveró Teodoro en un discurso transmitido por televisión.

La presencia del «supertifón» se produce una semana después de la visita de «Ketsana», que arrojó una cantidad de lluvia muy superior a la media mensual en esta época del año y batió el anterior récord, de 1967.

Un total de 419.333 personas continúan en centros de evacuados y la cuantía de los daños que causó han ascendido a 5.102 millones de pesos (108 millones de dólares o 74,4 millones de euros).

Además, el tifón causó la muerte de otras 125 personas en Vietnam y Camboya.

Los meteorólogos advierte de que «Parma» es mucho más poderoso que «Ketsana», que cuando pasó por Filipinas era sólo una tormenta tropical pero cargada de agua, y que el mayor peligro serán sus vientos huracanados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Filipinas espera la llegada de otro fuerte tifón con Manila todavía inundada