Obama urge al Congreso a aprobar la reforma sanitaria este año

Los demócratas prometen que la ley estará lista antes del Día de Acción de Gracias


El presidente de EE.?UU. prometió ayer lograr su histórico objetivo de aprobar la reforma del sistema de salud este año, dando una señal de urgencia al Congreso horas después de instarle a «pasar a la acción» en un apasionado discurso en el que resurgió el verbo brillante del Barack Obama de la campaña electoral. Contagiados por su encendida defensa, los demócratas han prometido al inquilino de la Casa Blanca que tendrá la ley sobre la mesa antes del Día de Acción de Gracias, a finales de noviembre.

En una sesión especial y en horario de máxima audiencia, Obama se dirigió la noche del miércoles -madrugada de ayer en España- a las dos cámaras del Capitolio dispuesto a revivir su joya de la corona, tan vapuleada por los republicanos.

«EE.?UU. es la única democracia del mundo que no ofrece asistencia sanitaria a todos sus habitantes». La frase era tan solo el comienzo de una intervención en la que el demócrata volvió a reivindicar su papel en la historia al asegurar que «si bien otros lo intentaron antes yo estoy decidido a ser el presidente que apruebe esta reforma».

Hasta el momento no lo ha tenido fácil. Durante los últimos meses la malograda reforma sanitaria ha tenido que sufrir el rechazo de los republicanos y el escepticismo de los demócratas. A todos ellos Obama les advirtió que «el tiempo de los juegos se ha acabado. Ha llegado la hora de pasar a la acción». Aún así tendió una mano a aquellos que vayan con propuestas: «Veréis mi puerta abierta». «Esta no es una ley ni de izquierdas ni de derechas», recordó.

A los republicanos, Obama le repartió halagos y reprimendas a partes iguales. Alabó la labor de su antiguo rival John McCain, y anunció la inclusión de una de sus ideas en el proyecto de reforma. Pero no tuvo compasión con aquellos que en los últimos meses se han dedicado a envenenar a la opinión pública con rumores como que el Gobierno financiará abortos. «Esas afirmaciones no son solo mentiras, sino sobre todo un acto de irresponsabilidad política», aseguró en una crítica a Sarah Palin.

Al término de sus 45 minutos de alocución ante congresistas, Barack Obama saca su último as en la manga: una carta póstuma del senador Ted Kennedy instándole a cumplir la reforma por la que durante años luchara. «Él, al igual que yo, pensaba que esta reforma no es solo una cuestión política, sino sobre todo un asunto que ataca al corazón de los principios de nuestro país», aseguró Obama parafraseando al patriarca del clan Kennedy.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Obama urge al Congreso a aprobar la reforma sanitaria este año