Una mujer apuñala y decapita a su bebé asegurando que «se lo ordenó el diablo»

La madre, acusada de homicidio premeditado, padece esquizofrenia y una fuerte depresión post parto.


Las autoridades estadounidenses confirmaron la muerte de un bebé de 3 semanas y media que fue brutalmente asesinado por su madre en San Antonio, Texas, el pasado domingo.

El cuerpo del menor, identificado como Scott Wesley Buccholtz Sánchez, fue hallado apuñalado y mutilado en la habitación de una vivienda donde la madre, Otty Sánchez, gritaba que había matado al pequeño «porque se lo ordenó el diablo», según informó la televisión local.

Presuntamente la mujer, de 33 años, apuñaló y decapitó a su hijo y luego se realizó diversos cortes en el cuerpo con un cuchillo.

A Sánchez, de 33 años, se le había doagnosticado esquizofrenia y, según la prensa local, padecía una fuerte depresión post parto.

El padre del pequeño asesinado exige la pena caputal para su esposa que, según las fuentes, había abandonado el domicilio conyugal la semana pasada.

En el registro de la vivienda la policía encontró un sable, un machete y un cuchillo de cocina. El portavoz policial de San Antonio, Joe Ríos, explicó a la prensa que Sánchez será acusada de homicidio premeditado.

La mujer permanece ingresada en el hospital bajo arresto y con una fianza de un millón de dólares.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Una mujer apuñala y decapita a su bebé asegurando que «se lo ordenó el diablo»