Berlusconi sobornó a un abogado para garantizar su impunidad

La oposición pide la dimisión del jefe del Gobierno italiano y que renuncie a la inmunidad


El tribunal de Milán que juzga el caso del abogado inglés David Mills dio a conocer ayer la sentencia completa con sus motivaciones, en la que inculpa al presidente del Gobierno italiano, Silvio Berlusconi, del que dice que es el «corruptor de Mills». En casi 400 páginas se deja claro que el abogado, condenado a 4 años y 6 meses de prisión por corrupción en actos judiciales, «dio un falso testimonio para permitir a Silvio Berlusconi y al grupo Fininvest impunidad en las acusaciones». Según el fallo, uno de los objetivos de Mills era «el mantenimiento de los ingentes beneficios obtenidos a través de operaciones financieras ilícitas realizadas hasta esa fecha y además proteger sus grandes ganancias».

Los jueces de Milán recuerdan que Mills no solo recibió unos 600.000 dólares como «precio de la corrupción», sino que en 1996 fue el propio Berlusconi quien le pagó 45.000 libras esterlinas, tal y como Mills declaró a la hacienda inglesa. Esto constituye, dice la sentencia, «una enorme suma de dinero, que no corresponde a su tarifa profesional».

La conducta de Mills obedecía a la necesidad de alejar a Berlusconi de las sociedades en paraísos fiscales que había creado a fin de eludir a hacienda y las normas anticoncentración. Es por ello, dice la sentencia, que el letrado siempre había asignado la propiedad de las sociedades en paraísos fiscales a Fininvest y nunca a Berlusconi, mintiendo para «proporcionar impunidad» a Il Cavaliere.

«Sentencia escandalosa»

En un principio, Berlusconi aparecía como acusado en el caso, pero su proceso fue aplazado a la espera de que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre la ley Lodo Alfano, que otorga inmunidad a los cuatro altos cargos del Estado.

La implicación como «corruptor» que la sentencia da a Berlusconi provocó su enfado. La calificó de «escandalosa y contraria a la realidad», anunció que acudirá al Parlamento para decir lo que piensa de los magistrados y añadió que no se dejará «procesar por estos jueces».

La oposición se ha unido por una vez en una sola voz pidiendo la dimisión del presidente del Gobierno y, sobre todo, que renuncie a la impunidad que le da el Lodo Alfano de no ser procesado durante el tiempo en que está al frente del Ejecutivo.

Para Antonio Di Pietro, de Italia de los Valores, «el problema no es Mills, que es un testigo que ha testimoniado en falso, sino que lo ha hecho para permitir la impunidad del presidente». El ex juez de Manos Limpias añadió que «el país no puede ser gobernado por un corruptor». Para Dario Franceschini, del Partido Demócrata, Berlusconi tendría que renunciar a la protección de Lodo Alfano «y someterse a un juicio como todos los ciudadanos normales».

En su partido, el Pueblo de la Libertad, las cosas se ven de otra manera, y así el ministro de Defensa, Ignacio La Russa, valoró que son sentencias que «llegan siempre en campaña electoral», en referencia a las europeas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Berlusconi sobornó a un abogado para garantizar su impunidad