Hillary Clinton visita el Líbano para respaldar unas elecciones sin injerencia extranjera

Los comicios podrían deparar una victoria de Hezbolá.


La jefa de la diplomacia estadounidense, Hillary Clinton, llegó ayer al Líbano en su primera visita a este país, que en junio celebrará elecciones que podrían desembocar en una victoria de Hezbolá, que Washington sigue boicoteando.

Durante la visita, Clinton, que viajó a Beirut tras haber visitado Irak y Kuwait, se reunió con el presidente libanés, Michel Suleimán, y visitó la tumba del ex primer ministro Rafik Hariri, asesinado en el 2005 en un atentado en el que se sospecha de la implicación de Siria, que esta niega.

«He venido a expresar el apoyo del presidente [Obama] al pueblo del Líbano, por un Líbano independiente y soberano y por elecciones libres [...] y sin injerencia extranjera», declaró a la prensa la secretaria de Estado al término de su encuentro con Suleimán.

Las elecciones legislativas del 7 de junio constituyen los primeros comicios en el Líbano desde la ola de violencia de mayo del 2008, la más grave tras el fin de la guerra civil en 1990. Cuando se le preguntó sobre la posibilidad de una victoria del Hezbolá y de sus aliados de la minoría, Clinton se negó a «especular». El movimiento chií se enfrentó militarmente a Israel en el verano del 2006 y recibe apoyo de Siria e Irán.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Hillary Clinton visita el Líbano para respaldar unas elecciones sin injerencia extranjera