La Reina de Inglaterra sobrevivió a un intento de asesinato en 1970

Isabel II y el príncipe Felipe viajaban en un tren que unos desconocidos quisieron hacer decarrilar.


La reina Isabel II de Inglaterra salió indemne en 1970 de un intento de asesinato en Australia, donde unos desconocidos intentaron provocar el descarrilamiento del tren en el que viajaban la soberana y su marido, el príncipe Felipe, asegura ahora un policía jubilado.

Un enorme tronco fue colocado en una de las vías del tren que el 29 de abril de 1970 conducía a la reina a la ciudad de Orange, en el Estado de Nueva Gales del Sur, según el ex policía Cliff McHardy a la prensa local. El tren, que avanzaba lentamente, chocó con el obstáculo a la altura de la ciudad de Bowenfels, en las Montañas Azules, a 150 km al noroeste de Sidney, pero no descarriló.

«Pusieron en la vía un tronco de unos dos metros de largo», afirmó McHardy, de 81 años, a la cadena de radio australiana Macquarie. «El tren de la reina chocó con él y lo arrastró unos 150 metros en dirección de la estación de ferrocarril de Bowenfels, pero por suerte no descarriló», agregó. Especialista de los ferrocarriles declararon a la policía en aquel entonces que la reina sólo se había salvado de la catástrofe porque su tren no viajaba a toda velocidad.

«Según los expertos, si el conductor hubiese puesto el tren a toda máquina, habría descarrilado», afirmó HcHardy. Entre los sospechosos señalados en la investigación figuraban simpatizantes del Ejército Republicano Irlandés (IRA), en lucha entonces contra la dominación británica en Irlanda del Norte, afirmó McHardy al diario local The Lithgow Mercury.

El ex policía asegura que revela ahora el presunto complot contra la reina de Inglaterra, casi 40 años más tarde, porque lamenta que los culpables no hayan sido detenidos.

«Es una de las mayores decepciones de mi carrera de policía», declaró al diario. «Nunca identificamos a sospechosos válidos porque cuando interrogábamos a la gente no podíamos revelar el objeto de nuestras pesquisas, y nuestras preguntas resultaban enigmáticas», explicó.

Tras el incidente, la reina, que en 1970 acabada de cumplir 44 años, y su comitiva, siguieron su viaje desde Sidney a Orange. Según McHardy, no se pudo tratar de un simple accidente ni de un acto vandálico porque el obstáculo fue colocado después del paso de otra locomotora encargada de inspeccionar la vía.

«Tuvo que ser deliberado porque era en plena noche y el tren de seguridad había pasado por allí sólo una hora antes» y no había nada en la vía, declaró el ex policía a la radio.

Según informaciones de prensa en Gran Bretaña, la Reina de Inglaterra y su esposo no ha sabido nada de este incidente en los últimos 39 años.

En Londres, una portavoz del palacio de Buckingham, residencia de la Reina de Inglaterra, se negó a comentar la información. «No hacemos comentarios sobre un presunto complot ocurrido hace 39 años», afirmó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

La Reina de Inglaterra sobrevivió a un intento de asesinato en 1970