Los «tories», que son euroescépticos, afirman que una segunda consulta es «una injusticia»


Los conservadores británicos no han podido mantenerse con la boca cerrada ante lo que consideran una injusticia: que los irlandeses puedan acudir a las urnas por segunda vez en un intento por lograr la aprobación del Tratado de Lisboa.

Sin embargo, para los tories es igualmente injusto y poco democrático lo que les ocurre a los británicos, que no pueden acudir a las urnas para votar a favor o en contra del Tratado ni una sola vez.

William Hague, el encargado de asuntos exteriores del partido que dirige Cameron y un claro euroescéptico, acusó a la UE de no estar con los pies en el suelo, de desperdiciar su tiempo en demagogia frente a lo importante, como es la economía, el cambio climático y la energía.

«Intentar que los irlandeses se traguen el Tratado de Lisboa otra vez no solo es una distracción peligrosa de la agenda comunitaria, también es profundamente antidemocrático», dijo Hague, quien añadió que el hecho de que el primer ministro Gordon Brown, «no electo [fue nombrado por Tony Blair sin unas elecciones], fuerce a los irlandeses para que voten por segunda vez, al tiempo que no deja a los británicos ni siquiera votar una sola vez, es moralmente inaceptable».

El Partido Conservador está convencido de que el no ganaría en un posible referendo en el Reino Unido.

Partido paneuropeo

Por otro lado, Declan Ganley, el millonario irlandés que encabezó la campaña por el no en Irlanda en contra del Tratado, ha formado un partido paneuropeo llamado Libertas, que se presentará a las elecciones europeas del próximo año para luchar desde dentro contra «un Bruselas antidemocrático».

Ganley acusó al británico Partido Independiente UK (UKIP), opuesto a la integración europea y al euro, de ser reaccionario. Su líder, Nigel Farage, respondió por la tarde que le sorprende que «Libertas quiera presentarse como opción en el Reino Unido cuando su política es la misma que la del Partido Conservador: buscar una reforma moderada de la Unión Europea. Nosotros queremos un país independiente en Europa, por lo que no tenemos nada en común con ellos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los «tories», que son euroescépticos, afirman que una segunda consulta es «una injusticia»