Los rebeldes del Congo detienen su avance a siete kilómetros de Goma

La cuestionada victoria electoral del presidente de Zambia amenaza ser un nuevo foco de tensión en la zona


Mientras la Unión Europea negocia contra reloj con el fin de parar la masacre que está teniendo lugar en el Congo, los rebeldes de la etnia tutsi seguían ayer a siete kilómetros de Goma, la capital de la provincia de Kivu Norte. De la ciudad ha huido una gran parte de la población mientras el gobernador, Julien Paluku, decretó a última hora el toque de queda nocturno. Pretende así reforzar la seguridad y evitar los incontrolados actos de pillaje protagonizados por personas desesperadas.

Para complicar aún más las cosas, en otra zona soldados del Congo rechazaron ayer un ataque de guerrilleros de Uganda agrupados bajo el Ejército de Resistencia del Señor, dando muerte a nueve de ellos.

Aunque las informaciones de la zona llegan a cuentagotas y resultan imposibles de verificar, se da por buena la cifra de más de 200.000 desplazados que huyen de una guerra en la que no hay prisioneros. Se unen, así, al millón de personas que carecen no solo de hogar, sino de lo más imprescindible, a las cuales no llega en la práctica ayuda alguna y que están a merced tanto de los guerrilleros como de las enfermedades. Las organizaciones internacionales temen que se declare una epidemia.

Esas organizaciones internacionales recuerdan que desde 1998 han muerto en el enorme país asiático casi cinco millones y medio de personas. La fría estadística dice que eso representa una media de 45.000 al mes.

En medio de esa catástrofe, los ministros de Exteriores francés y británico, Bernard Kouchner y David Miliband, prepararon ayer con el presidente de Tanzania y titular de turno de la Unión Africana, Jakaya Kikwete, una cumbre para tratar de solucionar el conflicto.

Kouchner y Miliband viajaron a Der es Salam desde Kigali, tras confirmar el compromiso del presidente de Ruanda, Paul Kagame, de acudir a la cumbre que tendrá lugar en Nairobi (Kenia), en la que también estará el jefe del Estado congolés, Joseph Kabila, para buscar una salida pacificadora.

La reunión, cuya fecha aún no se ha precisado, reunirá a Kabila con Kagame, al que el Gobierno de Kinshasa (capital del Congo) acusa de apoyar al líder tutsi del Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP), Laurent Nkunda, cuyos guerrilleros iniciaron la ofensiva.

Antes de reunirse con los dos ministros europeos, Kagame también había recibido la visita de la secretaria de Estado adjunta para África de EE.?UU. y del comisario de Desarrollo y Ayuda Humanitaria de la UE.

Al mismo tiempo, y para complicar el escenario, el líder del gubernamental Movimiento para una Democracia Multipartita (MMD), Rupiah Banda, fue investido ayer nuevo presidente de Zambia pocas horas después de que la Comisión Electoral anunciara su victoria en las elecciones que se celebraron el pasado jueves.

Banda recibió el 40,09% de los votos, mientras que su rival político del partido Frente Patriótico, Michael Sata, reunió el 38,13%.

Sata, que ha estado denunciando desde el pasado 25 de octubre que el MMD, junto con la Comisión Electoral estaba preparando la manipulación de los resultados, ya ha anunciado que no los acepta y que recurrirá a los tribunales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los rebeldes del Congo detienen su avance a siete kilómetros de Goma