Bush autoriza por primera vez en medio siglo la ejecución de un soldado americano

Ronald Gray, condenado por varios asesinatos y violaciones, lleva veinte de sus 42 años en el corredor de la muerte


Al presidente George W. Bush no le tembló el pulso cuando llegó a su despacho la condena a muerte del soldado Ronald A. Gray. En su papel de comandante en jefe, la firmó enseguida, quizá recordando otros tiempos, cuando era gobernador de Tejas, el estado que más gente ha mandado a la silla eléctrica. El republicano podría haberle conmutado la pena por cadena perpetua, pero no lo hizo. Gray será, así, el primer militar ajusticiado en 51 años.

Y es que desde Dwight Eisenhower en 1957, ningún presidente había dado luz verde para la ejecución de un soldado, en este caso condenado por varias violaciones y asesinatos. Hacía 46 años que no llegaba una petición de este tipo a la Casa Blanca.

Gray, de 42 años, fue acusado de cuatro asesinatos y 8 violaciones en el área de Fayettevile (Carolina del Norte), entre abril de 1986 y enero de 1987, época en la que el soldado estaba en la base de Fort Bragg. El afroamericano está en el corredor de la muerte desde abril de 1988.

Condenas

«A pesar de que aprobar la sentencia de muerte de un miembro de nuestro Ejército es una decisión muy seria y difícil de tomar por un comandante en jefe, el presidente cree que los hechos de este caso no dejan lugar a dudas, de que la sentencia es justa y merecida», dijo el lunes Dana Perino, portavoz de la Casa Blanca.

Gray fue condenado tanto por la Justicia ordinaria como por la militar. Ante tribunales civiles se declaró culpable de dos asesinatos y cinco violaciones, y fue condenado a varias cadenas perpetuas. Además, fue juzgado por un tribunal marcial, que lo sentenció a la inyección letal.

Finalmente, fue declarado culpable de violar y matar a una compañera en 1986, a la que disparó repetidamente tras abusar de ella; a una taxista, a la que golpeó brutalmente; y por violar, robar e intentar asesinar a otra colega en un barracón de Fort Bragg. El soldado apeló al Tribunal Supremo en el 2001, que desestimó el recurso.

No obstante, el destino final de Gray no está aún escrito. Su abogado ya ha señalado que tiene pensando apelar contra el fallo, un proceso que podría tardar años en resolverse. Los expertos señalaron que la ejecución no se llevará a cabo en los apenas siete meses que le quedan a Bush en la Casa Blanca.

En la actualidad hay seis soldados esperando que llegue su hora en Fort Leavenworth (Kansas), pero la de Gray ha sido la primera sentencia en llegar al despacho del republicano.

Nuevo Código Militar

En Estados Unidos, solo diez militares fueron ejecutados con la aprobación presidencial desde 1951, cuando entró en vigor el Código Militar que diseñó el actual sistema legal por el que se rige el Ejército. El último mandatario en enfrentarse a una decisión como esta fue John Fitzgerald Kennedy, en febrero de 1962, que conmutó la pena de muerte por cadena perpetua.

Bush es un ardiente defensor de la condena máxima. Durante sus seis años como gobernador de Tejas presidió 152 ejecuciones, más que ningún otro gobernador. En varias ocasiones, George W. Bush ha desechado la idea de que algún inocente haya sido ajusticiado por error.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Bush autoriza por primera vez en medio siglo la ejecución de un soldado americano