La presión estadounidense impide a un navío chino descargar armas destinadas al régimen de Mugabe


Pekín defendió ayer su controvertida venta de armas a Zimbabue como un «comercio normal», a pesar de que Sudáfrica, Mozambique y Angola impidieron la descarga de un buque chino con armamento para el régimen de Robert Mugabe y está previsto que el barco regrese a China.

El An Yue Jiang -bautizado por la prensa sudafricana como barco de la vergüenza- transporta munición para fusiles automáticos AK-47, morteros y granadas. El día 14 ancló frente al puerto de Durban (Sudáfrica), a la espera de poder descargar, pero el pasado fin de semana la Justicia sudafricana impidió el alijo y el traslado de la mercancía a Zimbabue, ante el temor de que las armas fueran utilizadas por Mugabe contra la oposición liderada por Morgan Tsvangirai.

Zambia instó el lunes a los países de la zona a que impidieran la descarga del navío chino por el mismo motivo.

Fuentes diplomáticas citadas por la prensa internacional señalan que Washington presionó para impedir el desembarco del armamento en Sudáfrica, Mozambique, Namibia y Angola. La portavoz Jiang señaló que, de ser cierto este extremo, EE.?UU. «no tiene ningún fundamento» para actuar así, ya que es el principal exportador de armas del mundo y China ocupa el noveno lugar.

Temor a un genocidio

Responsables religiosos del país africano reclaman ayuda internacional para evitar que la violencia poselectoral derive en genocidio. El caso del navío ha dejado patente el apoyo de China al cada vez más aislado régimen de Mugabe tras la crisis que se desató a raíz de las elecciones del 29 de marzo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La presión estadounidense impide a un navío chino descargar armas destinadas al régimen de Mugabe