Fidel Castro: «Mi deber no es aferrarme a cargos y mucho menos obstruir el paso a personas más jóvenes»

El líder cubano relega su papel en la política del país a «aportar experiencias e ideas».


El líder cubano, Fidel Castro, ha afirmado que su deber no es «aferrarse a cargos» sino «aportar experiencias e ideas», en un nuevo mensaje difundido en el programa de la televisión cubana Mesa Redonda.

«Mi deber elemental no es aferrarme a cargos y mucho menos obstruir el paso a personas más jóvenes sino aportar experiencias e ideas cuyo modesto valor proviene de la época excepcional que me tocó vivir», indicó en la misiva Castro, convaleciente desde julio del año pasado por una grave enfermedad intestinal.

Castro hizo esa manifestación al final de un amplio escrito en el que comentaba la conferencia sobre el Cambio climático de Bali, recibido instantes antes del comienzo del programa, según indicó el presentador, Randy Alonso, y leído en ese espacio, en el que se encontraba presente el canciller cubano, Felipe Pérez Roque.

«Pienso como Niemeyer (Óscar, arquitecto brasileño) que hay que ser consecuente hasta el final», agregó.

«No albergo ilusiones, mi más profunda convicción es que las respuestas a los problemas actuales de la sociedad cubana, que posee un promedio educacional cercano al 12 grado, casi un millón de graduados universitarios (...) requieren más variantes de respuesta para cada problema concreto que las contenidas en un tablero de ajedrez», afirmó.

El líder cubano afirmó que «ni un solo detalle se puede ignorar, y no se trata de un camino fácil si es que la inteligencia del ser humano en una sociedad revolucionaria ha de prevalecer sobre sus instintos».

Cuba se encuentra inmersa en un proceso electoral que concluirá en el primer trimestre del año próximo, con la elección de la nueva Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento) y la designación de los nuevos Consejos de Estado y de Ministros, cuya presidencia ostenta Castro.

Castro, de 81 años, fue designado este mes como candidato por Santiago de Cuba, en el oriente del país, para los comicios al Parlamento que tendrán lugar el 20 de enero próximo.

Su nominación no implica la renovación automática de su mandato como máxima autoridad, pero su exclusión hubiera supuesto su separación del ejercicio del poder formal del Estado después de 50 años.

Pese a que por su enfermedad el líder cubano delegó provisionalmente sus cargos el 31 de julio del 2006 en su hermano Raúl, primer vicepresidente y ministro de las Fuerzas Armadas del país, varios altos funcionarios cubanos han manifestado que reelegirían al jefe de la revolución al frente de Cuba.

Desde marzo, Fidel Castro, que no aparece públicamente desde el 26 de julio del año pasado, se ha mantenido presente en el día a día de los cubanos mediante artículos de «reflexiones» sobre temas internacionales, y en los que muy contadas veces se refiere a su estado de salud o a los problemas internos de Cuba.

Las últimas imágenes de Castro fueron difundidas en el programa Aló Presidente que el presidente venezolano, Hugo Chávez, realizó en Santa Clara (centro del país) a mediados de octubre pasado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Fidel Castro: «Mi deber no es aferrarme a cargos y mucho menos obstruir el paso a personas más jóvenes»