La policía lusa admite por primera vez que Madeleine puede estar muerta

El inspector jefe Olegario Sousa declara en la BBC que las últimas pruebas les han llevado a pensar que podría haber sido asesinada.


Cuando se cumplen los 100 días de la desaparición de la niña británica Madeleine McCann, la policía portuguesa ha reconocido que podría estar muerta. El inspector jefe Olegario Sousa, uno de los encargados de dirigir la investigación, declaró en la BBC que las últimas pruebas les han llevado a seguir más intensamente la teoría de que podría haber sido asesinada.

«En los últimos días ha habido algunos acontecimientos y pruebas que se han encontrado que podrían apuntar hacia la posible muerte de la niña», manifestó Sousa en una entrevista con la cadena británica. «Todas las líneas son posibles, pero esta línea se está siguiendo con algo más de intensidad», dijo en inglés.

Las pistas a las que se refiere son los restos de sangre encontrados en el apartamento, publicó la BBC en su página web. Sousa indicó que están esperando los resultados de las pruebas, que se han analizado en un laboratorio en Reino Unido para ver si la sangre es de Madeleine.

El inspector no quiso confirmar ni denegar las informaciones de que los perros policía detectaron olores de una persona fallecida en el apartamento. Éste es el primer reconocimiento público de la policía de que Madeleine podría haber muerto, en lugar de ser secuestrada.

Sousa aseguró que sus padres, Gerry y Kate McCann, no son considerados sospechosos, después de varios días de noticias de que estaban siendo

investigados, al igual que tampoco los amigos con los que cenaron esa noche, añadió. Los padres acudieron el sábado a una misa en recuerdo de la pequeña Maddie en Praia da Luz.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La policía lusa admite por primera vez que Madeleine puede estar muerta