El cadáver de Milosevic llega hoy a Belgrado, donde será enterrado

El Gobierno serbio autoriza a la viuda a asistir a las honras fúnebres Un carcelero de La Haya revela que el ex presidente recibía fármacos y alcohol


agencias belgrado?/?la haya

El hijo de Slobodan Milosevic, Marko, se hizo cargo ayer del cadáver de su padre mientras Serbia despejaba el camino para que su viuda, Mirjana Markovic, pueda asistir al posible entierro en Belgrado, aunque aún se espera la decisión definitiva de la familia.El Tribunal de Belgrado decidió retirar la orden de captura contra Mirjana, que abandonó Serbia en el 2003 ante el inicio de un proceso por presunta malversación de fondos, tras aceptar una fianza de 15.000 euros. La viuda podrá permanecer en libertad mientras comparezca con regularidad ante la Justicia. No obstante, será privada del pasaporte para que no pueda abandonar Serbia sin comparecer a una cita judicial del día 23. En medio de una peligrosa polémica en torno a las causas que provocaron el infarto que provocó la muerte el sábado de Milosevic, Marko denunció ayer que su padre había sido asesinado en el centro de detención de la ONU en La Haya. Pero la polémica puede terminar convirtiéndose en un escándalo si se confirman las denuncias de un guardia de la cárcel de Scheveningen, que reveló a las autoridades del Tribunal Internacional Penal para la antigua Yugoslavia (TPIY) que el ex dirigente recibía, en secreto, medicamentos no autorizados y alcohol. El director de Scheveningen, Thymothy McFadden, informó a los jueces en diciembre y enero de que era imposible vigilar el tratamiento de Milosevic debido a las condiciones de su detención y a un régimen especial que le permitía recibir visitas. La nueva denuncia podría poner en entredicho las medidas de seguridad de Scheveningen. «No murió, lo mataron», dijo Marko a su llegada al aeropuerto de Schiphol (Amsterdan) procedente de Moscú, donde vive desde hace seis años. El hijo del ex presidente yugoslavo llegó poco después al Instituto Nacional Forense holandés (INF), acompañado de su abogado y de cuatro forenses rusos enviados por Moscú, que ha puesto en duda la fiabilidad de la autopsia. A media tarde, los restos mortales de Milosevic llegaron en un coche fúnebre al mortuorio del aeropuerto de Schiphol, de donde al parecer podrían salir hoy, aunque se ignora todavía si con destino a Belgrado o a Moscú El TPIY puso ayer fin al histórico juicio que inicio hace cuatro años contra Milosevic durante una breve audiencia en la que se lamentó que su muerte impida esclarecer su responsabilidad en crímenes graves. La fiscala Carla del Ponte fue un poco más lejos, y dijo que el fallecimiento había provocado un «coma» en el TPIY, y que la única forma de revivirlo era llevar al banquillo a Radovan Karadzic y Ratko Mladic.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El cadáver de Milosevic llega hoy a Belgrado, donde será enterrado