Un empresario da un golpe de Estado en las islas Fiji

MÓNICA GARRIGA. Efe MELBOURNE

INTERNACIONAL

Retiene al jefe del Gobierno y a siete ministros en el Parlamento El empresario George Speight se encuentra en una difícil situación para que prospere el golpe de Estado que dio ayer en Fiji contra el Gobierno del primer ministro, Mahendra Chaudhry, a quien anoche mantenía retenido en el Parlamento. El presidente Kamisese Mara declaró el estado de emergencia y dijo que las Fuerzas Armadas son fieles al Gobierno y a la actual Constitución.

19 may 2000 . Actualizado a las 07:00 h.

Speight y cinco hombres armados se encerraron en el Parlamento, donde mantenían retenidos a Chaudhry y a siete ministros de su Gobierno. Entre los rehenes estaba la hija del presidente Mara, Adi Koila Mara Nailatikau, que ocupa la cartera de Turismo.En las calles de Suva, la capital, dos batallones del Ejército trataban de aplacar los disturbios, saqueos y violencia desencadenados tras el intento golpista. Los alborotadores son nativos fijianos, la comunidad a la que Speight pretende proteger con su «golpe de Estado civil», como lo ha calificado en unas declaraciones.Los colegios, comercios, oficinas y centros públicos de la capital cerraron nada más conocerse la noticia y miles de miembros de la comunidad india salieron de Suva por temor a ser el blanco de la violencia.Las primeras medidas de Speight, hijo de un parlamentario de la oposición, han sido declarar un gobierno provisional y derogar la actual Constitución de 1998 para recuperar la de 1987, que prohíbe a los miembros de la comunidad india ejercer cargos públicos. Speight ha anunciado que el poder ejecutivo queda bajo su control y que el poder militar adquiría un papel «pasivo».