Martiño Rivas será padre en primavera

El actor gallego espera su primer hijo con la bailarina de origen japonés Kayoko Everhart, con la que mantiene una relación desde principios del 2017


Redacción

El actor gallego Martiño Rivas espera su primer hijo para primavera. A principios del próximo año, el hijo de Manuel Rivas convertirá al escritor en abuelo y será fruto de su relación con la modelo y bailarina japonesa  Kayoko Everhart, con la que se le relaciona desde principios del año 2017. 

El noviazgo entre el actor, de 33 años, y Everhart, dos años mayor que él y  bailarina principal de la Compañía Nacional de Danza, se inició pocos meses después de que el protagonista de Sé quién eres pusiese fin a su relación con la también actriz Irene Escolar, que fue su pareja durante nueve años. Como ha hecho durante todo su carrera, Rivas sigue llevando con mucha discreción su vida privada y, en particular, su última historia de amor, lo que no ha impedido que a principios del año pasado se difundiesen las primeras imágenes de la pareja en actitud cariñosa.

Aunque nacida en Japón (Tokio, 1983), de donde es su madre, Kayoko Everhart se formó en Estados Unidos, país de origen de su padre, y desde septiembre del 2004 forma parte de la compañía de danza española que dirige José Carlos Martínez, en la que pasó a convertirse en primera bailarina en el año 2012.

La pareja de Rivas trabaja también como modelo para la agencia Uno Models y ha participado en campañas para marcas de moda como Cortefiel y Desigual. 

Casi al mismo tiempo que la relación entre Rivas y Everhart, los medios se hicieron eco también del comienzo de la historia de amor entre Irene Escolar y otro actor de moda: el barcelonés Oriol Pla, que ha participado en la serie Merlí y ha protagonizado la miniserie El día de mañana

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Martiño Rivas será padre en primavera