Julia Roberts confiesa los motivos no reivindicativos de su vello en las axilas

En 1999, durante el estreno de «Notting Hill», la actriz se convirtió en toda una imagen de la reinvindicación femenina


Era el año 1999 cuando Julia Roberts acudió a la alfombra roja de presentación de Notting Hill en Londres. La oscarizada actriz acudió con una vestido rojo de lentejuelas de manga corta que dejó al descubierto una de las imágenes más revolucionarias de la época. La actriz se convirtió en un icono feminista ocupando las portadas de todas las revistas con su brazo levantado saludando a sus seguidores mientras mostraba el vello de su axila.

Casi 20 años después, durante una entrevista en el programa de televisión estadounidense, Julia Roberts ha desmontado aquel supuesto alegato feminista. «La imagen de ese momento está grabada en mi mente» recordó la protagonista de Pretty Woman. Y explicó realmente los motivos, «creo que no había calculado lo larga que sería la manga y que tendría que saludar, y cómo esa combinación funcionaría y revelaría ciertas partes de mi persona», reconoció. «Así que no, no fue ninguna declaración de intenciones feminista, solo parte de la declaración que me hago a mí misma como humana que vive en este planeta», confesó.

La actriz acudió al programa para presentar el thriller psicológico Homecoming, en la que se estrena como productora ejecutiva y protagonista de la serie a la vez. «Hay contenido muy bueno en la televisión y para mí no se trata de si es un programa de televisión o una película: sino de si hay una buena historia», finalizó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Julia Roberts confiesa los motivos no reivindicativos de su vello en las axilas