Nueve razones para mirar al cielo en noviembre

Además de una conjunción planetaria, este mes incluye dos lluvias de estrellas. No te pierdas las citas astronómicas de este otoño


Aunque los pronósticos meteorológicos no vislumbran más que nubes negras en el horizonte para las próximas 72 horas, existen buenas razones para mirar al cielo. Es probable que el mal tiempo fastidie varios de los planes, pero además de las bajas temperaturas, noviembre viene repleto de citas astronómicas que no deberías perderte. 

La primera de ellas ocurrió la madrugada del pasado sábado 3 de noviembre,cuando un fragmento del cometa Encke impactó contra la atmósfera en el sur de España, provocando una luminosidad tan espectacular «que la noche se convirtió en día por un instante». 

Lunes 5 de noviembre

Este año la primera de las dos lluvias de estrellas de noviembre llega bastante temprano. En la madrugada del día 5, si las condiciones climáticas lo permiten, comenzarán a observase las táuridas, una pequeña lluvia de meteoros de larga duración y frecuencia escasa: entre 5 y 10 por estrellas por hora. Esta lluvia de estrella está estrechamente vinculada al cometa Encke. Las táuridas deben su nombre a la constelación de Tauro, que es de donde proceden. Aunque en algunos países se les llama también bolas de fuego de Halloween, porque el punto máximo de esta lluvia suelen coincidir con los dos últimos días de octubre y el primero de noviembre. Este año las primeras Táuridas comenzaron a caer a mediados de septiembre y se espera que se prolongue hasta el próximo 10 de diciembre. Sin embargo, el día de mayor observación será este lunes. 

Martes 6 de noviembre

El primer martes del mes se podrá apreciar Mercurio con mucho claridad. Esto se debe principalmente a que el planeta alcanzara en estea fecha la mayor elongación oriental, es decir, se ubica en su punto más alto sobre el horizonte durante la noche, por lo que podrás encontrarlo sin ninguna dificultad. Si no tienes claro donde se ubica, puedes ayudarte con alguna aplicación móvil.

Miércoles 7 de noviembre

El próximo miércoles a las 17.03, nuestro satélite natural entrará en fase de luna nueva. Este interlunio, que ocurre cuando la luna se encuentra situada entre la Tierra y el sol, podrá observarse con mayor claridad la noche del 9 de noviembre. 

Domingo 11 de noviembre

Durante esta jornada, la luna y Saturno estarán en conjunción, lo que significa que el satélite será visible tres grados en la parte superior izquierda del planeta de los anillos.

Martes 13 de noviembre

Justo antes del amanecer, el planeta Venus cambiará su rumbo para dirigirse hacia el este por lo que se desplazará hacia Spica, la estrella más brillante de la constelación de Virgo. Esta peculiar conjunción podrá observarse entre el martes 13 y el jueves 15 de este mes.

Jueves 15 de noviembre

A las 15.53 del miércoles 15, la luna entrará en su fase de cuarto creciente, lo que permitirá observarla detenidamente. Pero además, este día la estrella Algol alcanzará su brillo máximo. Esta estrella, conocida también como la estrella del diablo, brilla en la constelación de Perseo y es una de las binarias eclipsantes mejor conocidas. 

Sábado 17 de noviembre

Las leónidas suelen hacer su aparición entre el 5 y el 30 de noviembre, pero el pico se ubica ocurre siempre el 17 de noviembre sobre las 23 horas (UTC). Cada 33 años, las leónidas suelen dar lugar a asombrosas tormentas de estrellas con más de 100 meteoros por hora. El último gran pico de este tipo ocurrió el pasado 2001, por lo que tendremos que esperar hasta el 2036 para poder apreciar ese espectacular fenómeno. 

Si las condiciones son favorables, la lluvia de estrellas podrá apreciarse la noche del tercer sábado de noviembre con hasta 15 meteoros por hora en su punto máximo. Las leónidas son producidas por los granos de polvo que dejó el cometa Tempel-Tuttle, descubierto en 1865.   

Viernes 23 de noviembre

La luna llena de noviembre, conocida como la luna del castor, se ubica casi siempre entre las estrellas de Tauro y Aries. El satélite estará completamente iluminado por lo que se apreciará casi desde cualquier lugar del planeta.

Viernes 30 de noviembre

En la madrugada del último viernes del mes, la luna entrará en fase de cuarto menguante. Durante los días previos se podrá fotografiar perfectamente, con el equipo adecuado, la superficie lunas. 

Este día, además, Venus entra en su fase de máximo brillo, por lo que podrá observarse claramente desde el amanecer y hasta las 07.55 (hora peninsular).

Un fragmento del cometa Encke impacta contra la atmósfera en el sur de España

La Voz
Imagen del cometa Hyakutake
Imagen del cometa Hyakutake

La luminosidad de la colisión fue tan espectacular «que la noche se convirtió en día por un instante»

Ocurrió la pasada madrugada en el sureste de España. Un fragmento del cometa Encke impactó contra la atmósfera terrestre provocando una luminosidad tan espectacular «que la noche se convirtió en día por un instante», según informan desde la Fundación Astrohita, que observó el fenómeno astronómico desde el complejo de La Hita, en Toledo

Según recoge Efe, el inusual evento se registró a las 00.46 de la madrugada de este sábado 3 de noviembre. Los observadores aseguran que «una bola de fuego más brillante que la Luna sobrevoló el sur del país».

Pese a que el cielo se encontraba cubierto, el impacto quedó registrado por los detectores que la Universidad de Huelva opera en el Complejo Astronómico de La Hita, así como en los observatorios de La Sagra y Sierra Nevada en Granada. La bola de fuego pudo ser visto a más de 400 kilómetros de distancia.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Nueve razones para mirar al cielo en noviembre