El premio a una fundación gallega que hizo llorar a Eva González en «MasterChef»

La actriz María Castro, una de las concursantes del programa, donó 4.000 euros a la Fundación Andrea de Santiago


La actriz gallega, María Castro, es una de las concursantes del programa MasterChef Celebrity. En el último programa, emitido anoche, se proclamó como la mejor en una prueba por equipos. ¿El premio? Cuatro mil euros para donar a una oenegé. María Castro eligió una gallega, la Fundación Andrea de Santiago

Al contar a qué se dedicaba esa oenegé la propia actriz no pudo contener las lágrimas: «es que soy madre», aseguraba emocionada. Ella no fue la única a la que le costó mantener el llanto. Otra madre, la presentadora Eva González, tampoco pudo ocultarlo.

La Fundación Andrea (http://www.fundacionandrea.info) tiene como finalidad básica la atención y el apoyo económico, moral, informativo o de cualquier otra naturaleza, a las familias que, contando con escasos recursos económicos hayan de cuidar a sus hijos en las enfermedades de larga duración, crónicas o terminales, que estos puedan padecer, facilitándoles soluciones y ayudas ágiles ante situaciones de carencias inmediatas.

Un proyecto liderado por los padres de Andrea, una niña que murió a los ocho años tras una dura pelea. Nació con una parálisis cerebral tetrapléjico-espástica en abril del año 95 y murió en ese mismo mes de 2003. «Nosotros tuvimos a nuestro favor el hecho de disponer de una situación económica lo suficientemente desahogada como para poder ir sorteando de un modo más llevadero algunas de las dificultades que con los años fueron apareciendo para Andrea (epilepsia, problemas de deglución, atrofia muscular, intervenciones, dependencia de equipamientos, dependencia de terapias para su mantenimiento vital…)», cuentan sus padres. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
27 votos
Comentarios

El premio a una fundación gallega que hizo llorar a Eva González en «MasterChef»