El pasado más desconocido de Pablo López

El éxito del artista malagueño no fue fácil, hoy está ubicado en la parte más noble del panorama musical español


Era la sexta edición de Operación Triunfo. Entre los 16 concursantes que se enfrentarían a Risto Mejido estaba un desconocido por el gran público, Pablo López. El formato ya no tenía el éxito buscado y el enfrentamiento entre Pablo López y el polémico miembro del jurada levantó las previsiones. Ya refugiado en su piano, el artista conquistaba al público e irritaba al jurado que clasificó en más de una ocasión al malagueño como «cantante de hotel» o «pianista de crucero».

Se equivocó y mucho. Hoy Pablo López triunfa en cada escenario que pisa, pero sus comienzos no fueron nada fáciles.

«Gracias» a los duros comentarios del jurado, Pablo López se ganó el apoyo del público y, aunque no logró ganar el concurso, quedó en segundo lugar detrás de la favorita del jurado, Virginia Maestre. Diez años después, Risto Mejide reconoció haberse equivocado con el artista malagueño y publicó en Twitter: «Muy fácil: jamás me he alegrado tanto de haberme equivocado. Siempre me rendiré al talento. Y Pablo López lo ha demostrado. Con creces. Inmenso».

Una vez que acabó el concurso, Pablo López siguió vinculado al mundo de la música, especialmente como compositor. No fue hasta el 2015, con su segundo álbum, en el que incluía el tema central de su la serie de Telecinco, El Príncipe, con la que consiguió el éxito que lo mantiene en lo más alto del panorama musical español. El Mundo fue un completo éxito en todas las listas de ventas.

Ahora, cada vez que sus manos se posan sobre las teclas del piano, hacen vibrar al público, con sus letras y sus melodías. La prueba más reciente fue hace pocas semanas cuando acudió al programa que lo vio nacer como artista, Operación Triunfo, para interpretar el single de su último disco. Con El patio consiguió poner los pelos de punta a todos. 

Pablo López ha tratado por todos los medios de mantener su vida personal al margen de la vida pública. El malagueño trató de mantener la vida que tenía antes de entrar en la academia de Operación Triunfo. Siguió con su novia de toda la vida hasta hace pocos meses que rompió con ella. La exgimnasta y farmaceútica Laura Devesa le había acompañado en los últimos diez años de vida. De hecho, solo se dejó ver junto a Pablo López hace años, durante su estancia en el programa, que acudió para darle ánimos a su pareja. Desde entonces, ni un posado juntos ni ningún tipo de foto en común en las redes sociales, que el cantante usa exclusivamente para su promoción.

De su vida privada, poco o nada se sabe. Lo más llamativo es el gran parecido que le une a su hermano. Muchos han especulado con la posibilidad de que fueran gemelos... 

El momento más difícil en la vida de Pablo López llegó una vez que salió de la academia de Operación Triunfo. Decidió montar junto a su hermano Luis, que también se dedica a la música, un bar. La idea, no resultó tan buena como creían y acabó siendo un fracaso. «De lo bien que lo pasamos, se convirtió en una catástrofe. Nos cortaron la luz, el agua... Ahora me río, pero estábamos llorando de verdad. Teníamos una deuda tremenda, pero yo creo que fue el máster más barato que he pagado en mi vida, porque ese día me di cuenta: 'Yo creo que todo este esfuerzo que estás haciendo por salvar algo que realmente no va contigo, quizá, si lo haces en canciones, lo mismo pasa algo», aseguró el propio artista en una entrevista en Telecinco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El pasado más desconocido de Pablo López