La historia de Gwilym Pugh o cómo perder 45 kilos y convertirse en un modelo de éxito

Decidió cambiar de vida cuando, al intentar contratar un seguro de vida, descubrió que estadísticamente tenía un riesgo de muerte alto


La Voz

La historia del patito feo que se convirtió en cisne tiene nuevo protagonista: Gwilym Pugh. Hace unas días, este agente de seguros reconvertido en modelo de éxito compartía en sus redes sociales unas imagénes en la que mostraba el antes y después de su evolución física: el Gwilym de hace diez años, un joven pelirrojo de pelo corto, cara rechoncha y gafas, y el Gwilgym de ahora, un pelirrojo de larga cabellera, con barba tupida y facciones perfiladas. Su historia ha dado la vuelta al mundo. 

View this post on Instagram

So today has been an absolute whirlwind!! I woke up with a banging hangover after the @vo5 @nmemagazine awards to news the article about my personal journey has pretty much gone viral around the world 😱 I’m so incredibly grateful to everyone commenting kind words and supporting me, I think it’s easy to criticise people, especially online, but it’s 2018 and we need to start lifting each other up! Literally anything is possible, even if you’re not aware of it yet. . . PS.. huge thank you to @instagram for making my journey possible!! . . . . . . . #beforeandafter #transformation #gingerbeard #weightloss #fatlossjourney #redhead #gingerhair #gingerman #igtransformation @instagram

A post shared by Gwilym C Pugh (@gwilymcpugh) on

Su gran transformación se produjo cuando con 26 años se dio cuenta de cuál era su estado de salud al meter sus datos en un programa para contratar un seguro de vida, según ha explicado en una entrevista en The Telegraph.  Pugh descubrió que «estadísticamente tenía un mayor riego de muerte que otra gente» debido a su sobrepeso. Se alimentaba fatal, apenas salía de su casa y arrastraba las secuelas de un accidente ocurrido en su adolescencia cuando jugaba al baloncesto. Trabajaba en su propia empresa de seguros desde casa  y pesaba 127 kilos

En ese momento empezó a interesarse por la nutrición  y la salud y a dar largas caminatas a diario. «Dejé de pedir comida basura a domicilio y me propuse no estar sentado 10 horas al día». Se apuntó a un gimnasio y a clases de guitarra. Y de ahí surgió su barba, cuando entró a formar parte del grupo de música que tenía un antiguo compañero. Fue su peluquero quien se sugirió la renovación de su imagen. «Si ahora tocas la guitarra en un grupo, ¿por qué no te dejas barba?». Fue justo antes del boom hipster de la barba. Gwilym logró perder 45 kilos. Un nuevo camino se abría ante él. 

Gracias a su perfil de Instagram y esa barba pelirroja, Gwilym captó la atención de un fotógrafo que estaba trabajando en un libro sobre barbas: la suya protagonizó la contraportada. En el 2013 despegaba su carrera como modelo. Se mudó a Londres y fichó por una agencia de modelos cuando un cazatalentos lo captó mientras compraba camisetas . Aquí abandonó definitivamente su otra vida como agente de seguros.

Desde entonces Gwilym Pugh ha aparecido en campañas de Vans, Diesel, Timberland, BMW, LG y en editoriales de moda de publicaciones masculinas como GQ. Tiene más de un cuarto de millón de seguidores en Instagram, ha desfilado por todo el mundo e incluso ha protagonizado una campaña publicitaria con Beckham.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La historia de Gwilym Pugh o cómo perder 45 kilos y convertirse en un modelo de éxito