Mariló Montero y su peculiar forma de acabar con los abusos a través del machismo

La periodista protagoniza otra de sus particulares polémicas tras ser preguntada por el caso de La Manada


Redacción / La Voz

Mariló Montero ha vuelto. Y de repente todos se han acordado de los motivos por los que se había ido. Porque ha sido participar en un acto público y que le pregunten por algo polémico y volver a protagonizar otra de sus innumerables meteduras de pata, por las que durante años fue cuestionada día tras día en las mañanas de La 1. Ahora, cuando disfruta de la vida retirada de las cámaras y ha aprovechado para vivir una temporada en Nueva York acompañando a su hija, ha vuelto a situarse en el centro de la polémica con por sus controvertidas opiniones sobre el caso de La Manada. Mariló Montero acudía a recoger el premio Periodista del Año que entrega la fundación de donantes de sangre, Fundaspe, y allí ha protagonizado otra de sus conocidas perlas. Allí, según recoge el portal Chance, Mariló Montero respondía a la pregunta de que opinaba sobre el mediático juicio de La Manada. «¿Nos hemos vuelto un poco locos? ¿Estamos yendo para atrás? ¿ Las mujeres no hemos conseguido nada? Quizás la parte positiva de toda esta desgracia terrible es que se conozca más», aseguraba. «Los abusos hacia las mujeres han existido toda la vida, las mujeres eran objetos a los que no se les permitía trabajar», proseguía. «Tenemos que defender el machismo desde un buen punto de vista que es el que los hombres nos defiendan a nosotras», resaltaba, en una expresión que ha desatado la polémica.

Mariló Montero hizo hincapié también en la necesidad de «un sistema educativo desde el inicio compartido y que haya igualdad desde la raíz» y explicaba que en su caso «cuando se me ha tratado mal en mi trabajo me he dirigido a recursos humanos y lo he denunciado». Pero en cualquier caso parecía entender que «en España las mujeres que han denunciado que han sido abusadas no se han atrevido a decir el nombre del agresor porque son ellas las que van a perder el trabajo».

Su controvertido comentario ha vuelto a llevar a su nombre a la lista de trendings topics, como durante una época ocurría cada pocos días. 

¿Qué ha hecho Mariló Montero en el último año y medio? 

Mariló Montero anunciaba a finales de junio del 2016 que dejaba La mañana de TVE. Su papel como presentadora de este magacine matinal de la cadena pública llevaba años en entredicho, por sus discutidas opiniones y comentarios realizados sin pensar demasiado. «Me siento muy orgullosa de estos 7 años, que podrían haberse alargado por deseo de TVE, que siempre me ha apoyado. Pero necesito cazar sueños que aún tengo por ahí. Gracias a TVE, gracias a mis buenos compañeros y ante todo a ustedes. Esta es mi hora de cierre, en este minuto. Por ahora, aquí concluyo mi ciclo en TVE. Salud y suerte», se despedía Mariló Montero en La 1.

A pesar de los continuos rumores que durante su paso por TVE y después la han situado en la órbita de Telecinco, Mariló Montero se ha pasado todo este tiempo descansando y residiendo en Nueva York junto a su hija, la modelo Rocío Crusset. Semanas después de su despedia de La 1, Mariló Montero protagonizaba una esperpéntica noticia, tras denunciarse a sí misma por ir sin caso en moto.

Las frases más polémicas de Mariló Montero

La Voz

La presentadora ha convertido su programa en foco de grandes controversias en estos últimos años. Estas son las más recordadas

Mariló Montero se va. Y con ella la polémica. Porque si a algo nos ha acostumbrado la presentadora de La mañana de La 1 es precisamente a las frases llamativas, a los trending topics, a las imágenes que después se convierten en pasto de los programas de zaping y a ser lo más comentado de algunas barras de bar.

Mariló Montero se va. Pero deja un gran legado. Eso sí, en forma de polémica. De frases que pervivirán y serán recordadas por muchos.

1. «La carta de la famila la firma un tal Q.E.P.D.»

Mariló Montero y sus colaboradores se encontraban enfrascados en pleno debate sobre la muerte de Asunta, cuando la presentadora, sin pensar en lo que decía, metía la pata. Hasta el fondo. Cuando comentaban una carta enviada por el entorno íntimo de Asunta Basterra al cumplirse un año de su muerte, Mariló Montero explicaba que la misiva «estaba firmada por un tal Q.D.E.P.», un resbalón al que Fernando Ónega se vio obligado a salir al rescate, aclarándole a la Montero que las siglas que cerraban la carta significaban «que descanse en paz».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Mariló Montero y su peculiar forma de acabar con los abusos a través del machismo