Jorge Javier Vázquez admite su responsabilidad en la baja audiencia de «Gran Hermano»

El presentador de Telecinco analiza su grado responsabilidad en la baja audiencia del reality en esta edición


Redacción / La Voz

Gran Hermano Revolution toca a su fin, y su presentador Jorge Javier Vázquez, hace balance de los malos resultados que ha cosechado en audiencia la edición número dieciocho del reality.  El batacazo ha sido de tal envergadura que la final ha sido adelantada y el debate de los domingos relegado a las madrugadas de Telecinco. Lo hace en su blog de Lecturas, en el que en otras ocasiones ya ha hablado del impacto que las críticas al programa tenían en él. «Finaliza GH Revolution. En cuanto a audiencia, ha sido la peor edición de todas las que se han emitido. Creo que todavía es pronto para evaluar el porqué, pero estoy convencido de que mi labor como presentador también ha ayudado a que no cuajara», comienza su reflexión. El presentador Sálvame, Sábado Deluxe y también Supervivientes, todos ellos con gran respaldo del público, se dedica unas duras palabras a sí mismo, que incluso sorprenden por su crudeza: «No sé cuánto porcentaje de responsabilidad me toca, pero sería de idiotas pensar que no tengo nada que ver con los bajos datos». 

Pero después de esa especie de mea culpa, Jorge Javier Vázquez insiste en resaltar el trabajo del equipo de Gran Hermano y asegura sentirse un «auténtico privilegiado por haber podido conocer desde dentro los entresijos de un programa que cambió la historia de la televisión». Destaca además, cómo tratan y apoyan a los concursantes, una afirmación que cobra especial relevancia en una edición que se ha visto salpicada por el escándalo que supuso la expulsión de uno de sus concursantes, José María, acusado de violar a su pareja Carlota, que finalmente presentó una denuncia contra él

Y Jorge Javier Vázquez termina su entrada en el blog con la incógnita de si Gran Hermano seguirá en antena y si él será su presentador. «Teniendo en cuenta que en la televisión el futuro es mañana, no sé qué sucederá. Pero lo que sí tengo muy claro es que, si me lo volvieran a ofrecer, no dudaría en decir que sí», afirma. Y rescataba un sms que le enviaba «un viernes del año pasado Álvaro, el famoso Álvarito al que tanto mencionaba Mercedes Milá. Se quejaba de lo injusta que había sido la audiencia del día anterior. El mensaje era más o menos el que sigue: '20,6. No entiendo nada'. Cómo son las cosas. Éramos felices y no lo sabíamos», termina, recordando cuando Gran Hermano sí que lideraba jueves tras jueves, en la parrilla televisiva. 

Jorge Javier Vázquez ante su peor momento: «Solo veía muerte»

Es difícil creer que Jorge Javier Vázquez, uno de los presentadores estrella de Telecinco, haya vivido uno de sus peores momento a nivel anímico de toda su carrera. Jorge Javier Vázquez es desde hace años, uno de los pesos pesados de Mediaset, y ha sido elegido por la cadena para hacer casi de todo: desde dar las campanadas con Isabel Pantoja, hasta ponerse al frente de sus realities más importantes, como son Supervivientes y Gran Hermano. También es el dueño del cortijo de Sálvame, y conductor de Sábado Deluxe. Tiene un contrato millonario con Telecinco, ha conseguido llenar teatros cumpliendo su sueño con su obra de teatro, ha escrito un libro y es imagen publicitaria de varias marcas (lo que le reporta jugosos ingresos). Así que para el ciudadano de a pie, ese al que se cuesta llegar a final de mes, le cuesta creer que Jorge Javier Vázquez pueda tener motivos para estar deprimido. Pero la enfermedad no entiende de posición social, de nivel de popularidad, ni mira los ceros que tenga tu cuenta corriente cuando ataca. Por lo que Jorge Javier Vázquez ha vivido una mala racha a nivel anímico, de la que ha hablado en la revista Lecturas

«Era como si estuviera desapareciendo»

La mala época de Jorge Javier Vázquez no es nueva ni ha sido corta, como él mismo confiesa en la revista del corazón. «Fue algo muy profundo, una especie de desencanto vital. He estado hundido y tenía la sensación de que todo en mi vida iba tocando a su fin, que ya había conseguido todo lo que podía conseguir y que no podía esperar nada más en la vida», asegura. «Solo veía muerte, todo me remitía a la finalización de la vida», añade.

El presentador es consciente de cuando comenzó esa situación, «comencé a dejar de dormir bien a raíz de la redacción de mi primera novela. Me despertaba cada hora. De eso hace ya casi cinco años». Ahora, a toro pasado y cuando ya ha superado ese mal momento, Jorge Javier Vázquez es capaz de analizar cómo fue el proceso que sufrió. «Era como si estuviera desapareciendo. Estaba perdiendo fuerza y vitalidad y, además, me sentía mayor para lo joven que era», explica. El presentador de Telecinco abre su corazón y se sincera explicando que durante este tiempo ha recurrido a varios psicólogos, ha leído libros de autoayuda e incluso ha recurrido a la regresión como terapia. Pero lo más duro es su sensación de incompresión por parte de buena parte de las personas que le rodeaban. «Me he sentido incomprendido y no podía compartir mi tristeza con nadie», explica. Añade que cuando se quejaba, se sentía aún peor, ya que le recordaban lo bien que le iban las cosas y lo contento que debía estar por ello. «La gente puede pensar que eres un caprichoso o un egoísta», afirma.

«No podía compartir mi tristeza con nadie»

Jorge Javier Vázquez, quiere, eso sí, matizar sus palabras y afirmar que «he superado un proceso depresivo pero jamás he tenido depresión». Uno de los peores momentos de su vida fue cuando comenzó a reconocer que tenía sentimientos similares a los que tenía su padre. «Mi padre era muy reservado, más triste que alegre. Me daba cuenta de que me estaba volviendo como él. Y me decía: ¡Pero es que no quiero ser así!», revela. «Recuerdo que en una ocasión Ana Diosdado me comentó que ella en el mejor momento de su vida había pasado por una depresión tremenda. Yo no he tenido esa enfermedad, que son palabras mayores», asegura.

Uno de los retos que afronta Jorge Javier Vázquez es mejorar su relación con la muerte. «Me gustaría que no fuera un elemento tan tenebroso como es en nuestra cultura», asegura. Por suerte, el presentador de Gran Hermano consiguió salir de ese proceso depresivo, como él mismo denomina, en parte gracias a poder recuperar el sueño. «Tiene que ver con la realización de un chequeo muy exhaustivo y con un estudio detallado del sueño. Ahora duermo seis horas seguidas, que es un milagro para mí, y mi vida ha empezado a cambiar para bien», confiesa. Jorge Javier Vázquez los complejos vitamínicos y la «testosterona, que la tenía muy baja», también le han ayudado a recuperar «el tono vital». «No es que mi vida sea ahora un cuento de hadas, pero me siento más preparado para enfrentarme a los problemas que antes me acongojaban», asegura. Además se muestra feliz con su pareja, y cuenta con especial orgullo que hayan conseguido crear «nuestro refugio en nuestra casa y ya no la veo como un sitio del que antes no salía por temor al exterior».

Pero hay que recordar que Jorge Javier Vázquez, que comenzó su andadura trabajando en una revista del corazón y colaborando en Ana Rosa Quintana en Sabor a ti en Antena 3, ha superado difíciles momentos profesionales. A sus duros inicios, como los de la mayoría, hay que añadir que antes de ser uno de los presentadores de Mediaset pasó momentos muy duros a frente de Aquí hay tomate, cuando tuvo enfrentarse al clan de Las Campos tras emitir unas polémicas imágenes de Terelu Campos y Pipi Estrada o durante su enfrentamiento con Sé lo que hicistéis, de La Sexta

Jorge Javier Vázquez y su complicado momento en «Gran Hermano»

View this post on Instagram

¿Estamos todos? #Gala8GH

A post shared by Jorge Javier Vázquez (@jorgejaviervazquez) on

Al mal momento personal que sufría Jorge Javier Vázquez, no ayudó probablemente su desembarco en Gran Hermano para sustituir a Mercedes Milá. El presentador fue muy criticado y sus desencuentros con los exconcursantes no ayudaron a que su llegada al reality fuese más fácil. Cuando ya lleva casi dos programas completos, son muchos los fans los que achacan parte del fracaso de Gran Hermano (ya desde la pasada edición y que en esta se ha agudizado aún más) a Jorge Javier Vázquez. El presentador de Badalona, que se mueve como pez en el agua en Sálvame, Sábado Deluxe, Supervivientes y que incluso se ha atrevido con Hay una carta para ti o las campanadas junto a Isabel Pantoja y Kiko Rivera, no termina de encajar en Gran Hermano. Aunque probablemente pensaban que Jorge Javier Vázquez podría presentar cualquier programa, incluso Gran Hermano, la realidad es bastante distinta y el presentador y el reality parecen estar en dimensiones distintas. Jorge Javier Vázquez ni encaja con los concursantes (de los que parece reírse), ni con los que ya han pasado una temporada en la casa de Guadalix (como es el caso de Pepe Herrero uno de los ganadores más recordados del programa), ni con la audiencia, que lleva muchos tiempo pidiendo otra vez su cabeza. Ahora parece estar acostumbrado a las críticas, pero hace unos meses incluso llegó a responder a ellas a través de su blog de la revista Lecturas. «Recibo la audiencia del Deluxe en un avión. Lideramos, pero con escaso margen sobre La Sexta Noche, que pega un subidón de cinco puntos con el referendo catalán. Normal, la gente está muy preocupada con el asunto», escribía hace unas semanas en su blog personal el presentador. Y Jorge Javier Vázquez aprovechaba para reflexionar sobre cómo afronta su pareja, al que llama P., las feroces críticas que estaba recibiendo en las últimas semanas. «Mañana, ya verás los titulares, volverán a decir que estás hundido», recuerda que le dijo su novio. «No me gusta que le pasen factura estas cosas. Pero también es verdad que no debe ser agradable leer cosas así sobre tu pareja», señalaba Jorge Javier Vázquez.

Jorge Javier Vázquez y su crisis en «Sálvame» 

A sus problemas, graves y que no son nuevos en Gran Hermano, se sumaban hace unas semanas una supuesta crisis entre los presentadores de Sálvame, según señalaron algunos medios. Los rumores no son nuevos, desde casi el comienzo se habla del mal rollo que hay entre los presentadores de Sálvame, que Jorge Javier Vázquez, Paz Padilla y Carlota Corredera han desmentido en numerosas ocasiones. Pero en este caso una conversación entre Paz Padilla y Jorge Javier Vázquez cuando este último acudía a promocionar el estreno de Gran Hermano llena de pullas ha vuelto a poner de actualidad el supuesto conflicto. «¿Quién es papá y quién es mamá? De la calle vendrán y de tu casa te echarán», le decía Paz Padilla a Jorge Javier Vázquez. Y este intentaba finalizar la incómoda charla con un «este fin de semana he estado viendo un documental de Diana de Gales en el que decían que en un matrimonio tres era una multitud», refiriéndose siempre a su papel como presentadores de Sálvame. Las alarmas saltaron cuando Jorge Javier Vázquez, tras anunciar su inminente vuelta, no regresó al programa. Según Look, el presentador se habría molestado por el reparto que desde La Fábrica de la Tele habrían hecho de los presentadores de Sálvame, que en los últimos tiempos han sido muchos (como David Valdeperas o Kiko Hernández, entre otros). Esto estaría directamente relacionado con los ingresos económicos que se reparten por las promociones que hacen durante el programa, lo que habría sentado muy mal a Jorge Javier Vázquez.

Pero, ¿de cuánto estaríamos hablando? Pues de unos cachés por cada promoción que irían de los 2,500 a los 3,000 euros, según recogía Vanitatis. Eso es lo que se embolsaría con cada una de ellas Jorge Javier Vázquez, lo que supondría un sueldo a mayores de hasta 25,000 euros. Existirían otras dos categorías de menor importe, destinadas a directores (unos 1.700 euros) y los colaboradores de 1,000 a 1,500. Al entrar como presentadores los directores de Sálvame ellos también habrían entrado en el reparto del dinero de las promociones, lo que supondría mermar los ingresos del resto y esa sería la razón que habría propiciado la crisis en el seno de Sálvame. Aunque desde la cadena y la productora no han querido hacer declaraciones acerca de esta crisis, el caso es que tras unos días de descanso en Viena, Jorge Javier Vázquez regresaba a Sálvame y parece que todo ha vuelto a la normalidad.

Eso sí, en toda esta polémica, Jorge Javier Vázquez ha recibido el apoyo de una compañera de cadena, Ana Rosa Quintana, que preguntada por la supuesta crisis profesional que viviría el presentador, declaraba: «Está contentísimo y feliz, está bien. Lo que pasa es que me imagino que empezando un grandísimo formato estará volcado en el formato, también intentando conocer a los protagonistas. Yo recuerdo que toda la vida se han metido mucho los presentadores y han visto muchas horas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Jorge Javier Vázquez admite su responsabilidad en la baja audiencia de «Gran Hermano»