Jorge Javier Vázquez admite su responsabilidad en la baja audiencia de «Gran Hermano»

C. Aldegunde REDACCIÓN / LA VOZ

INFORMACIÓN

MARCOS MÍGUEZ

El presentador de Telecinco analiza su grado responsabilidad en la baja audiencia del reality en esta edición

13 dic 2017 . Actualizado a las 19:54 h.

Gran Hermano Revolution toca a su fin, y su presentador Jorge Javier Vázquez, hace balance de los malos resultados que ha cosechado en audiencia la edición número dieciocho del reality.  El batacazo ha sido de tal envergadura que la final ha sido adelantada y el debate de los domingos relegado a las madrugadas de Telecinco. Lo hace en su blog de Lecturas, en el que en otras ocasiones ya ha hablado del impacto que las críticas al programa tenían en él. «Finaliza GH Revolution. En cuanto a audiencia, ha sido la peor edición de todas las que se han emitido. Creo que todavía es pronto para evaluar el porqué, pero estoy convencido de que mi labor como presentador también ha ayudado a que no cuajara», comienza su reflexión. El presentador Sálvame, Sábado Deluxe y también Supervivientes, todos ellos con gran respaldo del público, se dedica unas duras palabras a sí mismo, que incluso sorprenden por su crudeza: «No sé cuánto porcentaje de responsabilidad me toca, pero sería de idiotas pensar que no tengo nada que ver con los bajos datos». 

Pero después de esa especie de mea culpa, Jorge Javier Vázquez insiste en resaltar el trabajo del equipo de Gran Hermano y asegura sentirse un «auténtico privilegiado por haber podido conocer desde dentro los entresijos de un programa que cambió la historia de la televisión». Destaca además, cómo tratan y apoyan a los concursantes, una afirmación que cobra especial relevancia en una edición que se ha visto salpicada por el escándalo que supuso la expulsión de uno de sus concursantes, José María, acusado de violar a su pareja Carlota, que finalmente presentó una denuncia contra él

Y Jorge Javier Vázquez termina su entrada en el blog con la incógnita de si Gran Hermano seguirá en antena y si él será su presentador. «Teniendo en cuenta que en la televisión el futuro es mañana, no sé qué sucederá. Pero lo que sí tengo muy claro es que, si me lo volvieran a ofrecer, no dudaría en decir que sí», afirma. Y rescataba un sms que le enviaba «un viernes del año pasado Álvaro, el famoso Álvarito al que tanto mencionaba Mercedes Milá. Se quejaba de lo injusta que había sido la audiencia del día anterior. El mensaje era más o menos el que sigue: '20,6. No entiendo nada'. Cómo son las cosas. Éramos felices y no lo sabíamos», termina, recordando cuando Gran Hermano sí que lideraba jueves tras jueves, en la parrilla televisiva.