Expulsan a una mujer de un avión por amamantar a su hijo

Ocurrió en un vuelo que se había retrasado debido a las condiciones meteorológicas

Expulsan a una mujer de un avión por amamantar a su hijo La aerolínea Spirit Airlines decidió bajar del avión a la concertista de piano Mei Rui por alimentar a su hijo minutos antes de despegar
M.P.
La vOZ

La reconocida concertista de piano e investigadora contra el cáncer, Mei Rui, protagonizó un desagradable y polémico momento que ella misma ha denunciado a través de las redes sociales. Durante su vuelo de Houston al aeropuerto de Newark (Nueva Jersey, Estados Unidos) fue obligada a bajar del avión por negarse a dejar de amamantar a su hijo. La salida del vuelo se había retrasado debido a las condiciones meteorológicas, quedándose los pasajeros en cabina hasta que el avión despegara. Minutos antes de levantar vuelo, la concertista de piano comenzó a amamantar a su hijo para que durmiera durante el viaje y así, evitar que llorara. Sin embargo, los tripulantes del avión le llamaron la atención y le pidieron que dejara de alimentar al niño, porque tenía que estar sentado en su asiento antes de despegar.  

Pese a que Rui pidió unos minutos para terminar de alimentar a su hijo, las azafatas de vuelo insistieron en que debía dejar de hacerlo y el bebé comenzó a llorar. En este momento, la tripulación le indicó a Rui que debía bajarse del avión, tal como señaló Rui a The Washington Post. Con la cámara de su móvil filmando, Rui le preguntó al representante de la aerolínea el motivo de la expulsión mientras él y otros oficiales le bloqueaban la entrada del avión sin responder a sus preguntas. 

Por su parte, las autoridades de Spirit Airlines en una declaración al KHOU de Houston comunicaron: «Nuestros registros indican que un pasajero fue retirado del vuelo 712 después de negarse a cumplir con las instrucciones de la tripulación durante el rodaje de la pista y la información de seguridad. Para proteger la seguridad de nuestros huéspedes y tripulación, las regulaciones de la FAA y las políticas de las aerolíneas requieren que todos los pasajeros permanezcan sentados y abrochados durante el despegue y el aterrizaje. Nos disculpamos por cualquier inconveniente para nuestros huéspedes. Como cortesía, hemos emitido un reembolso completo al pasajero en cuestión». 

Rui no pudo llegar a Nueva York y, durante el vuelo que viajaba con su hijo y sus padres, enfatizó en que la compañía aérea los trató como si fueran criminales, «un bebé llorando no es un crimen», concluyó. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Expulsan a una mujer de un avión por amamantar a su hijo